El proyecto Hillary

El video muestra diversas facetas de la vida de los norteamericanos y hace notar a varias personas que están en un afán de planes para un futuro inmediato
El proyecto Hillary
Foto: Getty Images / Archivo

La entrada de Hillary Rodham Clinton a la contienda electoral de 2016 no fue nada convencional, ni tuvo los típicos bombos y platillos. Su video –de casi dos minutos y medio— tuvo como meta principal enmendar aquellos errores que había cometido en su primera travesía a la Casa Blanca. ¿Lo logró? Eso lo sabremos al final de la contienda.
El video muestra diversas facetas de la vida de los norteamericanos y hace notar a varias personas que están en un afán de planes para un futuro inmediato. Cada una estas personas tiene un significado especial en la estrategia de Hillary para adjudicarse vencedora de las primarias demócratas y de las elecciones generales de noviembre del próximo año.
Inicialmente se ve a una mujer adulta plantando tomates y, después de unos 90 segundos del video, también se aprecia a otra mujer adulta que comenta sobre sus planes de retiro. Con estos dos casos, el equipo de Hillary pretende robustecer y asegurar el apoyo de sus bases políticas; es decir, mujeres euro-norteamericanas, mayores de edad y con perspectiva a jubilarse.
Luego se ve a una mujer joven que hace planes con su pequeña hija que va empezar su primer año en la escuela. Después de unos minutos, el video nos introduce a otra joven asiática de unos 25 a 30 años de edad que terminó la universidad y está haciendo planes en busca de trabajos en una sociedad competitiva.
En los dos casos, el mensaje tiene que ver con el nuevo electorado nacional, cuyos intereses no se centran en las políticas sociales sino las políticas económicas.
Por otra parte, hay varios segmentos que muestra a personas del mismo sexo agarrándose de las manos; como también se aprecia a personas afroamericanas que comentan sobre sus perspectivas de trabajos. Lo anterior tiene que ver con el tema de la discriminación.
Y por último, el video también muestra a la comunidad latina a través de más de dos personas, especialmente a una que habla en español con relación a su negocio. Para Hillary, el electorado latino es pieza fundamental en sus intenciones de llegar a la Casa Blanca, particularmente en los estados “indecisos”, como Nevada, Florida, Colorado.
Si Jeb Bush, quién tiene una esposa de origen mexicano, o en su caso Marco Rubio, que tiene raíces cubanas, se adjudica ganador del Partido Republicano, la pelea del voto latino va a ser desde todos los ángulos del cuadrilátero político.
Por lo menos hoy, Hillary Clinton tiene ventaja sobre sus colegas republicanos. La mayoría de los votantes latinos pertenecen al Partido Demócrata.