LAUSD exige reembolso millonario a Apple por programa de iPads

Distrito escolar demanda un reembolso de millones de dólares
LAUSD exige reembolso millonario a Apple por programa de iPads
El Departamento de Educación (DOE) ha reconocido que hay que crear 49,000 nuevos asientos para toda la ciudad.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) le informó a la empresa Apple Inc. esta semana que no gastará más dinero en la instalación del programa Pearson en las iPads que distribuyó entre algunos estudiantes y pide un reembolso de varios millones de dólares.
De no llegar a un acuerdo, el LAUSD presentaría una demanda contra el gigante de la tecnología.
“Aunque Apple y Pearson prometieron una solución tecnológica de alta calidad para la implementación ITI, todavía no la proveen”, escribió David Holmquist, abogado del LAUSD, en una carta enviada a los representantes legales de Apple, según reportó la radio KPCC 89.3.
ITI  (Iniciativa de Instrucción Tecnológica) es el nombre del programa de iPads en el LAUSD. Inicialmente, el programa debía equipar con una tableta a cada uno de los más de 600,000 estudiantes del distrito escolar, a un costo de más de $1,000 millones de dólares.
Pero el programa ha tenido problemas de conectividad en los salones de clases.

El año pasado el programa se vio envuelto en la controversia, cuando se dieron a conocer correos electrónicos entre el exsuperintendente del LAUSD John Deasy y representantes de Apple antes de que se otorgara el contrato a esa empresa. En diciembre, el FBI lanzó una investigación sobre cómo se otorgó el contrato a Apple.
Holmquist indicó en la misiva que el LAUSD estaba “extremadamente insatisfecho” con el programa.
“Ahora que llegamos al final del año escolar, la gran mayoría de los estudiantes todavía no pueden tener acceso al currículo de Pearson en las iPads”, escribió en la carta.
Las autoridades del Distrito compraron el programa de Pearson aunque no estaba terminado y los maestros se quejaron de que el material parecía apresurado: faltaban lecciones de matemáticas o de lectura, o bien contenían errores. El programa también carecía de los elementos interactivos que se esperaban.
Por su parte, Pearson ha dicho que ellos cumplieron con el contrato y que hacían dos actualizaciones cada año.