Medicare da alivio a los doctores

Se salvan de un recorte del 21% en el reembolso que reciben por pacientes en el programa
Medicare da alivio a los doctores
A través del programa Medicare unos 50 millones de personas mayores de 65 años de edad reciben servicios de salud.

Los doctores que atienden a unos 50 millones de pacientes de edad avanzada con Medicare a través de todo el país recibieron finalmente una buena noticia de Washington: se salvan del recorte del 21% en el reembolso que reciben de este programa por sus servicios y que entraría en vigor este miércoles.

La noche del martes el Congreso aprobó una legislación conocida como “doctor fix” que reestructura permanentemente la forma en que Medicare le paga a los doctores poniendo fin a una molestia que les ha perseguido durante años y crea un sistema de incentivos con bonos para los doctores.

El recorte   hubiese generado un aluvión de quejas por parte de los doctores participantes en Medicare y un problema para los beneficiarios al intentar hacer citas con sus médicos, dado que un mayor número de médicos amenazaba con abandonar el programa.

La medida, que tiene un costo total $214,000 millones en la próxima década, también extiende el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP), que vencía el 20 de septiembre, por dos años más y extiende fondos para los Centros de Salud Comunitarios creados como resultado de la Ley de Reforma de Salud (ACA), también conocida como Obamacare.

La medida también provee fondos extras para programas de salud para niños y personas de bajo ingresos, a la vez que impone costos más altos a los beneficiarios de Medicare que cuentan con más recursos.

El principal elemento de la medida aprobada con apoyo bipartidista es la eliminación de una ley de 1997 cuyo objetivo era frenar el crecimiento de Medicare con recortes continuos al reembolso que reciben los médicos, lo que había originado una constante amenaza de los doctores de dejar de tratar a beneficiarios del programa.

Aunque $141,000 millones del costo del proyecto de ley, que el presidente Obama ha prometido firmar, se agregan al déficit federal, $35,000 millones se recuperarán a través de costos más altos en médico y medicinas que pagarán de su bolsillo los beneficiarios de Medicare con ingresos más altos a partir del año 2018, quienes ya pagan más por estos servicios.

Con el nuevo sistema de pagos de Medicare, los hospitales y otros proveedores de servicios médicos verán un recorte de $37,000 millones en los reembolsos que reciben por los pacientes de este programa que atienden.

El recorte del 21% en la cuota para los doctores técnicamente había entrado en vigor el pasado 1 de abril, pero los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid, la agencia que procesa el pago para los docrores, pospuso el proceso de facturas dos semanas atrás para dar más tiempo al Congreso de revisar el proyecto de ley para una solución definitiva. 

La agencia procesa unos cuatro millones de pagos para los doctores por día.

Los legisladores habían votado 17 veces desde 2002 para detener el plan existente para la contención de costos de Medicare con recortes a los doctores.

Se proyecta que el programa de Medicare costará $622,000 millones en el año fiscal 2015. 

La ciudad de Los Angeles, donde operan unos 300 centros de salud comunitarios, recirbirá $262 millones.