Padres luchan para que escuela charter tenga más alumnos

Vecinos se oponen al aumento de matricula, citando problemas de tráfico en el área
Padres luchan para que escuela charter tenga más alumnos
el Departamento de Educación (DOE) ha reconocido que hay que crear 49,000 nuevos asientos para toda la ciudad .

La buena reputación académica de la escuela chárter New West, en el oeste de Los Ángeles, se regó como pólvora entre padres hispanos que ahora hacen lo posible por inscribir a sus hijos en ésta.
“Estoy muy contenta con la escuela”, afirmó Gudelia Cruz, madre de dos estudiantes del plantel, ubicado en el 1905 de la avenida Armacost.
Pero el ingreso de otro de sus hijos a la escuela está en vilo. Directivos del instituto intentan incrementar la matrícula de 750 a 825 alumnos, creando el sexto grado (ahora sólo ofrece del siete al doce). Pero algunos vecinos se oponen a esto y se quejan de un incremento de tráfico.
El plan sigue en debate en el Comité de Planeación del Cabildo de Los Ángeles por una apelación hecha por al escuela.
Fundada en 2003 y con un alumnado que es 24% latino, la escuela New West no depende del distrito escolar angelino (LAUSD), por eso su iniciativa de ampliación debe recibir la venia del municipio.
La preocupación de un grupo de padres latinos cuyos hijos podrían entrar a New West es que, de no aprobarse el proyecto de expansión de matricula, deban llevarlos a una escuela más lejana y con menor rendimiento académico.
“Nos obligan a que vayamos más lejos. Aquí vendrían caminando”, dijo Asunción Méndez, quien lucha para que su hijo sea inscrito en el plantel. “Tendría que mandarlo en autobús”.
El problema, explica el concejal Mike Bonin, representante de la zona, es que la New West se edificó en un área que no está diseñada para tener una escuela, lo que ha derivado en constantes violaciones de tráfico y estacionamiento. El edil dijo estar sorprendido que ahora pretenda tener más alumnos.
“Repetidamente he alentado y tratado de ayudar a la escuela para que cumpla sus condiciones y pueda ser un buen vecino”, indicó Bonin en una carta enviada a sus constituyentes. “He dado a la administración un mapa muy claro para lograrlo y desafortunadamente se niegan a tomarlo”.
Al Comité de Planeación de la Ciudad, Michael y Elaine Lips, vecinos que viven frente al plantel, aseguraron que los accidentes son frecuentes por la imprudencia de los padres. “Hay una tremenda cantidad de tráfico en la zona”, argumentaron.
Pero Sharon Weir, directora del plantel, afirmó que estudios independientes concluyen que la circulación vial es fluida en la zona porque muchos estudiantes llegan caminando o en autobús. “Sólo estamos pidiendo un incremento del 10% de la matrícula. Queremos que los niños de sexto grado sean exitosos”, agregó.
En dos semanas el Comité de Planeación revisará el proyecto. Si lo aprueba llegaría al pleno del Cabildo.