Restaurantes aceptan la nueva ‘Ley Seca’

Un vaso de agua no se le niega a nadie, dicen restauranteros, ni en tiempos de sequía
Restaurantes aceptan la nueva ‘Ley Seca’
La prohibición de servir automáticamente agua en los restaurantes ha sido bien aceptada tanto por empresarios de la industria de la comida como por clientes que consideran que toda medida de ahorro es importante para hacerle frente a la sequía.

La prohibición de servir automáticamente agua en los restaurantes ha sido bien aceptada tanto por empresarios de la comida como por clientes que consideran que toda medida de ahorro es importante para hacerle frente a la sequía.

“No nos ha llegado ninguna notificación al respecto, pero de cualquier forma nosotros hemos tomado nuestras propias medidas porque se desperdicia mucha agua que los clientes no se toman”, comentó una mesera del restaurante salvadoreño Atlacatl, cerca del centro de Los Ángeles.

Algunas de las medidas, indicó, son servir agua en vasos más pequeños o en una jarra cuando se trata de grupos.

“Porque a veces en una mesa de 10 piden agua para todos y ni se la toman, así que mejor se la ponemos en una jarra y que de ahí se sirvan”, mencionó.

La orden del gobernador Jerry Brown, impuesta el 1 de abril como una especie de nueva “Ley Seca” para conservar agua, incluye la prohibición a restauranteros de servir agua, a menos que el cliente lo pida, de lo contrario podrían recibir multas de hasta 500 dólares.

Janna Hayes, vocera de la Asocación de Restaurantes de California, dijo que desde hace un año han exhortado a sus miembros a reducir el consumo del líquido, no sólo limitando el agua al cliente, sino reciclando para riego, reparando tuberías y reemplazando electrodomésticos que sean más eficientes.

Fernando López, propietario del restaurante La Guelaguetza en Koreatown, indicó que la política de su negocio siempre ha sido servir agua a solicitud del cliente.

“Nosotros no servimos agua de manera automática como otros restaurantes, así que no nos afecta, pero sí estamos de acuerdo con la medida, creemos que se puede ahorrar mucha agua, si todos participamos se multiplica el efecto”, dijo López.

Ana Guzmán y Óscar Pérez, clientes de este restaurante oaxaqueño, coincidieron que se trata de una buena medida, pero que debe complementarse con otras, como no permitir a los campos de golf que gasten tanta agua en el riego.

Lyn Tag, mesera del restaurante de comida vietnamita Pho Ever Yum, donde solían servir agua de entrada a los clientes, dijo que ahora sólo lo hacen cuando el cliente lo pide y que se han dado cuenta que se ahorra bastante.

“Yo estoy de acuerdo con esta medida, porque son miles de restaurantes por todo el estado y creo que de poco a poco se puede ayudar mucho”, comentó Sunny Chang, clienta de ese lugar.

“No tengo idea cuánta agua se pueda ahorrar con esta medida”, dijo Mike Murillo, gerente del restaurante La Huasteca, “pero creo que es una buena idea, aunque nosotros sólo damos agua a solicitud del cliente, porque un vaso de agua no se le niega a nadie”.