Las minorias y el medio ambiente

El movimiento ecologista no es étnicamente diverso y, para peor, las fuentes de financiación respaldan inadecuadamente  los esfuerzos ambientales dirigidos por minorías.

Demasiado seguido se ve la labor de justicia ambiental como simplemente la contratación de  una o dos personas de color para hacer la organización comunitaria. Muchas veces, se espera que ete trabajo se haga gratis.

Las comunidades minoritarias pobres son los más afectadas por la contaminación ambiental. Irónicamente, son las menos capacitadas para avanzar, ya que normalmente no tienen organizaciones  ambientales de minorías para hacerle frente.

Las organizaciones ambientales dominantes han existido por décadas,  a veces con enormes presupuestos. Por ejemplo, el Nature Conservancy tiene activos por más de 6 mil millones de dólares. Imaginen si decidieran  financiar pequeños grupos ambientales de base.

Esto no se trata sólo de romper el ‘techo verde’, a pesar que las oportunidades en el movimiento ambiental son escasas para la gente de color. Lo que se necesita aún más es una revolución donde los integrantes de la comunidad negra, asiáticos y latinos se organicen para crear sus propias organizaciones no lucrativas ambientales. No es fácil, pero es posible.

La Red de Defensa de California Latino del Medio Ambiente (CLEAN) , la organización que he ayudado a establecer, tomó la iniciativa de ser la primera en el estado, dirigidas por latinos y sin fines de lucro. Es un gran paso, ya que el sistema hace que sea difícil para esos grupos obtener un estatus sin fines de lucro.

Ahora la pregunta es: ¿Habrá gente que financie para que la organización despegue? ¿O CLEAN tendrá el destino de Ciudadanos Preocupados de South Central y Madres del Este de Los Ángeles, Santa Isabel, que desaparecieron por  falta de apoyo y dinero?

En un reciente informe, “El estado de la diversidad en las organizaciones ambientales: Mainstream ONG, fundaciones y agencias gubernamentales”, de la organización Verde 2.0 tiene recomendaciones útiles sobre este tema. Dice que las fundaciones, organizaciones no lucrativas y agencias gubernamentales deben integrar las metas de diversidad en las evaluaciones de desempeño y los criterios de concesión de subvenciones. El informe recomienda que el aumento de los recursos se destine a iniciativas de diversidad y se prevea una financiación sostenible para la creación de redes y apoyo.

Además de esto, se debe desarrollar una evaluacion para ver qué grupos ambientales están haciendo progresos en relación con la diversidad. Criterios similares deben aplicarse a las fundaciones y corporaciones verdes – para evaluar si están haciendo un progreso sólido para ayudar a identificar y financiar los esfuerzos ambientales de las minorias.

Para el próximo Día de la Tierra, deberíamos hacer un progreso significativo en la diversidad dentro del movimiento ambiental. Eso sí que sería algo que celebrar y aplaudir.