Quieren pasar la factura del agua a los inquilinos

Dueños de apartamentos bajo control de renta quieren que sus inquilinos paguen por el vital líquido
Quieren pasar la factura del agua a los inquilinos
Dueños de inmuebles para renta proponen que los inquilinos paguen por el agua en LA.

Con el argumento de promover el ahorro de agua en tiempos de sequía, los dueños de edificios de apartamentos bajo el sistema de control de renta pretenden pasarle la factura de agua los inquilinos.

Actualmente se estima que el 60% de los inquilinos no pagan el consumo de agua en las unidades habitacionales que están bajo el sistema de renta controlada, es decir, cuyo incremento anual de alquiler no puede exceder del 3%.

Por ello la Asociación de Apartamentos de Los Ángeles (AAGLA) está pidiendo al alcalde Eric Garcetti que promueva una medida para que los inquilinos paguen de manera colectiva el recibo del agua que se gasta en el edificio en el que vivan.

Los arrendadores consideran que si hacen responsables a los inquilinos del costo del agua se ahorraría más del vital líquido ante la exigencia del gobernador Jerry Brown de reducir el consumo para hacerle frente a la sequía.

La AAGLA expuso que inquilinos en apartamentos con medidor maestro (uno para todo el edificio) consumen el doble de agua que quienes viven en unidades con medidores particulares.

A cambio de que les carguen la factura del agua, los dueños prometen reducir un poco el pago de renta.

Sin embargo, a los inquilinos no los convence la idea, ya que consideran que el pago del agua está incluido costo de la renta.

“No estamos de acuerdo con esa medida”, dijo Elizabeth Blaney, representante de Unión de Vecinos.

En los edificios de apartamentos, indicó, también el dueño gasta agua, además de que sería muy difícil establecer cuánto consumió cada inquilino si no hay medidores particulares.

“Hay gente que sí está conservando agua, nosotros ofrecemos a los inquilinos información sobre los nuevos excusados (retretes) que consumen menos agua y muchos están participando, además de que buscan otras formas de ahorrar agua”, aseguró.

El alcalde Eric Garcetti declaró que sólo apoyaría la medida si se instalaran medidores particulares a los apartamentos, lo cual resultaría muy costoso y a largo plazo.

El consumo de agua, explicó Blaney, está relacionado con el pago de otros servicios, por lo cual los inquilinos no tienen la cultura de desperdiciar agua por el hecho de que no la pagan.

“Cuando la gente se baña también representa consumo de gas y electricidad, y eso lo tienen que pagar, no hay ninguna intención de desperdiciar, pero los dueños siempre nos quieren pasar la factura”, agregó.