Cinco hábitos para proteger tu piel del sol

Cualquier tipo de piel está expuesto a sufrir cáncer de piel

Guía de Regalos

Cinco hábitos para proteger tu piel del sol
Proteger tu piel del sol es fundamental en toda época del año.
Foto: Shutterstock

Es momento de correr al clóset y sacar no sólo las prendas coloridas, también ligeras y que van como anillo al dedo en esta temporada de calor. No siempre estamos preparados para disfrutar de los espacios al aire libre y nuestra piel es la primera víctima de nuestra falta de cuidado y atención.

Rona Berg, autora de Belleza al minuto, Editorial Grupo Nelson, explica que el peligro mayor debido a la exposición a los rayos ultravioleta es el cáncer de piel, por lo que nunca serán suficientes los cuidados que tengamos hacia este sensible y delicado órgano.

La especialista recomienda las siguientes medidas:
1. Hay que asegurarnos que el filtro solar ofrezca una cobertura de amplio espectro, es decir nos brinde protección de los rayos UVA y el UVB.

2. Nada de gotitas, hay que ser generosos al momento de aplicarlo en el cuerpo y más si vamos a disfrutar de los rayos solares en la playa o practicaremos de alguna actividad física, ya que esto provoca que sudemos y la piel quede más fácilmente expuesta.

3. Así tengamos que colocar una pequeña nota en el neceser para no olvidarlo, debemos de  proteger labios y contorno de ojos, ya que ni las gafas, pamelas, gorras o demás accesorios protegen nuestra cara como para no aplicar el protector en el rostro. Afortunadamente hay productos especializados para cada área, incluso el cabello.

Los hábitos

Si bien es cierto que cada piel reacciona de modo diferente al ambiente, también lo es que sin importar el color que tenga la nuestra y sensibilidad que muestre, hay que tratarla como un tesoro; es muy importante no olvidar las manos, el cuello y el área del escote.

Rona Berg comparte algunas acciones que debemos de convertir en hábito para ser más eficientes en el cuidado de nuestra piel:

  • Hay que beber agua, la hidratación es fundamental.
  • Si hay enrojecimiento, es una especie de quemadura por lo que si aparece, hay que huir del sol.
  • Al momento de comprar el protector solar, será muy útil considerar el tipo de la piel que tengamos (grasa o seca).
  • ¡No olvidemos los pies! También es necesario que reciban protección y que estemos atentos al tipo de calzado que utilizamos, ya que si hay altas temperaturas y usamos sandalias plásticas o de fibras sintéticas, podemos provocar no sólo que se incremente la sudoración, también algunas lesiones como ampollas o quemaduras.
  • Después de haber disfrutado de los ardientes rayos solares, hay que aplicarnos crema en todo el cuerpo, para evitar se reseque y deshidrate.

La piel a lo largo de la nuestra vida, podrá estar expuesta a climas drásticos, luz solar, sudoración, sin embargo, esto no quiere decir que no podamos mantenerla saludable y hermosa.

Colaboración de Fundación Teletón México
“La resiliencia te ayuda a crecer en la adversidad”
bojorge@teleton.org.mx