Loretta Lynch, nueva secretaria de Justicia

Se convierte en la primera afroamericana al frente de este cargo tras meses de esperar en el limbo tras su nominación

Guía de Regalos

Loretta Lynch, nueva secretaria de Justicia
Loretta Lynch sería la primera mujer afroamericana al frente del Departamento de Justicia.
Foto: Getty Images

Después de cinco meses de suspenso, la espera para Loretta Lynch llegó ayer a su fin cuando el Senado aprobó su  nombramiento convirtiéndose en la primera mujer afroamericana al frente del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Lynch, de 55 años, fue nominada en noviembre pasado por el presidente Barak Obama para reemplazar a Eric Holder, quien desde hace tiempo anunció que dejaría el cargo tan pronto como se nombrara a su sustituto.

Holder ha sido blanco de críticas de los conservadores, ha tenido roces con los republicanos y ha sido el primer secretario de justicia a quien el Congreso considera en desacato.

Por su parte, Lynch prometió promover una nueva y mejor relación con este comité, el Senado nacional y todo el Congreso, una relación basada en respeto mutuo y equilibrio constitucional.

 

Lynch, quien creció a la sombra del movimiento de derechos civiles en Carolina del Norte, donde su familia ha predicado durante generaciones, ha procesado a terroristas, mafiosos y criminales de cuello blanco como fiscal en Brooklyn,  un distrito que cubre a ocho millones de personas en Nueva York.

Los republicanos habían pospuesto el voto de confirmación de Lynch  como parte de una disputa con los demócratas sobre el lenguaje relacionado al aborto en la ley contra el tráfico humano, pero esta semana semana se logró un acuerdo bipartidista en el Senado y, finalmente, se pasó esa ley.

La confirmación también había sido retrasada debido al apoyo que Lynch ha manifestado hacia la acción ejecutiva del Presidente Obama  para dar alivio migratorio a unos cinco millones de indocumentados en el país.

Entre los republicanos también había dudas sobre si Lynch será capaz de trabajar con suficiente independencia de la Casa Blanca.

Lynch será la encargada de acompañar a Obama desde el Departamento de Justicia en estos dos años de mandato que le restan, después de que Holder ocupara el cargo desde que el presidente llegara a la Casa Blanca en 2009.