El verano es para trabajar (mensaje para adolescentes)

Experiencia y aprendizaje laboral son algunos de los beneficios de estos puestos temporales

Guía de Regalos

El verano es para trabajar (mensaje para adolescentes)

“Por su propio sentido de independencia, por las enseñanzas vitales, para entender que pueden llevar las riendas de su vida, por experimentar responsabilidad, aprender a ser parte de un equipo…”. Reneé Ward puede enumerar muchas razonas por las que considera necesario y aconsejable que los adolescentes y jóvenes adultos trabajen durante el verano cuando acaben las clases. Ward, experta en marketing, instructora profesional (coach) y fundadora de Teens4Hire (una web que ayuda a buscar empleo a jóvenes), cree que la experiencia es formativa y es una ventaja que algunos fundamentos de la vida laboral se obtengan cuanto antes.

Su opinión no es única, John Challenger, experto de la firma de análisis laboral Challenger, Gray & Christmas, dice que los jóvenes no se hacen un favor cuando optan por actividades educativas o extracurriculares en vez de trabajar en verano. “Todos los estudios muestran que el éxito en en una carrera es más rápido cuando se ha trabajado en la adolescencia”. “El trabajo de verano es parte de la preparación para la Universidad y la vida después de esta”, explica en un comunicado.

De acuerdo con las cifras de Challenger el empleo entre adolescentes está a la baja desde mediados de los setenta e incluso el estacional se redujo el año anterior frente a 2013. Pese a esa tendencia, este año y según una encuesta elaborada por Snagajob.com el 80% de los empleadores esperan contratar en verano tanto como el año pasado o incluso algo más.

¿El consejo de Challenger? No esperar al último día de clase para empezar a a buscar trabajo. “Si no has empezado a hablar con empleadores, es el momento de hacerlo”, dice. Según Snagajob.com, una plataforma de empleo para personas que trabajan por horas. El 74% de los empleos de verano se cubren a finales de mayo.

¿Pistas para encontrar un trabajo?

— Al buscar Ward aconseja que no se haga sin rumbo. “Hay que pensar que se quiere porque cuanto más enfocado estés más oportunidades puedes tener”. “Si se está interesado en la moda, no debes buscar en el sector de la comida rápida”, explica. Esta coach aconseja que se busque en una tienda de ropa, como persona de los recados de un diseñador, o que se hagan búsquedas en Google relacionadas con las oportunidades que más interesen.

“Otro aspecto a tener en cuenta en una gran ciudad como Los Ángeles o Nueva York es que esté cerca para que el transporte no acabe con los salarios.

Además de Teens4Hire y Snagajob, se pueden econtrar oportunidades online en All4you.club o Groovejob entre otras. Y puerta a puerta en restaurantes y tiendas locales, por ejemplo. “Muchos empresarios o managers no necesitan decir que buscan adolescentes sino que esperan recibir candidaturas”, dice Ward.

En caso de que haya que rellenar un formulario o mandar un curriculum es importante que se presente algo claro, sin borrones y sin faltas de ortografía.

— Hay que prepararse. Aunque sea un trabajo de semanas o quizá un par de meses, los empleadores van a optar por el candidato con la actitud más positiva. Según los estudios de Snagajob esto es lo más valorado seguido de la flexibilidad de horarios, el compromiso de trabajar todo el verano y la experiencia previa.

Ward explica que hay que presentar una imagen cuidada, no se puede buscar empleo en flip flops o ropa arrugada. “En muchos casos se hacen entrevistas en el mismo momento que se pide el trabajo y hay que prepararse. Una de las primeras preguntas será ¿por qué quieres este puesto? y ganar dinero no es la mejor respuesta”, advierte Ward. Esta experta aconseja mirar a los ojos del entrevistador, mostrar determinación (por ejemplo con un firme apretón de manos) y hablar usando frases completas. Hay que entender el trabajo que se solicita, se puede investigar la empresa por Intenet y es algo que muestra el interés que se tiene. Es importante dejar claro qué es lo que se puede aportar a la empresa.

Tras la entrevista, es conveniente agradecer la oportunidad y hacer seguimiento si no se sabe del empleador en una semana. Si la respuesta es negativa, “no hay que desanimarse. No no significa nunca”, explica Ward.

— En el trabajo hay que ser puntual , positivo, mostrar interés, integrarse en el equipo y no buscar excusas cuando se cometen errores. Los errores ocurren y no son necesariamente un drama y hay que hacer preguntas si no se entiende algo porque es lo que permite aprender.

— Cuando se acaba el trabajo de verano es importante pedir una carta de recomendación y si es el caso, dejar claro que se quiere volver el año que viene.

 

 

A tomar en cuenta

Restricciones. Hay una serie de trabajos que no se pueden hacer a ciertas edades. Según la ley de Estándares Laborales Justos (FLSA) los menores de 13 años pueden cuidar niños, repartir periódicos o trabajar como actores o en espectáculos. De 14 a 15 años pueden trabajar en oficinas, tiendas, restaurantes, cines y parques de atracciones y quienes tienen de 16 a 17 años pueden hacer trabajos que no entrañen peligro (trabajar en un grill, conducir, en una procesadora de comida, por ejemplo). A los 18 no hay restricciones.

Horarios. Cuando no hay colegio, se pueden trabajar 40 horas a la semana, 8 horas al día.

¿Cuánto se paga? Al menos el salario mínimo local ($8.75 hora en NYC) ($9 hora en L.A.). Según Snagajob.com se puede esperar incluso $11,52 la hora.

Se tiene derecho a cuidado médico si tiene un accidente en el trabajo o se enferma por este.