‘Adiós carcachita’: Con la licencia nueva, llega el auto nuevo

Inmigrantes indocumentados dejan atrás sus carcachitas y se animan a comprar autos de modelo reciente
Sigue a La Opinión en Facebook
‘Adiós carcachita’: Con la licencia nueva, llega el auto nuevo
Gabriel Zamora compró un auto de modelo reciente antes de obtener su licencia de manejo bajo la AB60. (Ciro Cesar/La Opinión)

@AraceliMartinez

Desde que los inmigrantes indocumentados comenzaron a recibir sus licencias de manejo en enero pasado, cuando entró en vigor la ley AB60,  se han animado a comprar autos de modelos más recientes.

Antes conducían vehículos viejos porque temían invertir en un auto más nuevo, por miedo a que se los decomisara la policía al no tener licencia de conducir.

Jennifer Chicas, una inmigrante que vive en el sur de Los Ángeles, obtuvo su licencia de manejo en febrero bajo la AB60, un mes después se compró a crédito un auto Toyota Sienna modelo 2007.

IMMIGRANTS WHO BOUGHT CARS

“Ese auto me subió el ánimo. Me siento diferente, como si respirara otro aire”, confía Chicas quien es madre de dos niñas.

“Antes tenía un Ford Windstar 2000, todo feíto, descarapelado. Ha sido un cambio radical”, dice.

Y confía que, primero Dios, ella y su esposo que trabaja en la construcción, esperan no fallar en las mensualidades para poder comprarse después un auto ultimo modelo. “Como no tenemos historial de crédito, pues los intereses nos los pusieron en 20%. Eso es lo único malo”, se lamenta.

Se adelanta a la AB60

Gabriel Abelardo Zamora, un inmigrante mexicano que trabaja como conserje en Glendale, se aventuró a comprarse un auto Ford Flex modelo 2009 en septiembre pasado, antes de que entrara en vigor la ley AB60.

“No me dio miedo, yo ya sabía que las licencias eran ley escrita, y que en enero las iban a dar, así que me adelanté, y me compré el auto. Aunque no lo saqué a mi nombre”, confiesa. Ya en 2008 y 2009, la policía le había quitado dos autos.

También le dio seguridad la orden especial 7, que deja a criterio de los policías que los conductores sin licencia en Los Ángeles, puedan mantener sus autos, y no sean confiscados.

Zamora cuenta que apenas se empezaron a expedir las licencias a los indocumentados, fue por la suya al DMV. “Fui uno de los primeros que mandaron a segunda revisión, pero en dos días resolví todo, y tuve mi licencia de conducir, las primeras semanas de enero”, recuerda.

Tener licencia no significa intereses más bajos

Juana Paz, del negocio de venta de autos en Pomona, The Auto Conection, dijo que es muy importante que los inmigrantes sepan que contar con una licencia de manejo no significa obtener intereses más baratos a la hora de comprar un auto.

“Lo que va a hacer que tengan mejores intereses es su historial de crédito”, comentó.

“Lo que sí es importante es que comparen precios a la hora de comprar, y que se fijen en lo que va a pagar por cada cosa, cuánto es el precio del auto, cuánto por el financiamiento, cuánto por impuestos, etc”, precisó.

“Muchos dealers’ lo que hacen es preguntarle al inmigrante cuánto pueden pagar al mes, y éste dice 350 dólares, y les venden autos cinco, seis mil dólares más caros de su precio en el mercado”, indicó.

Por eso es muy importante, recalcó la vendedora de autos, que los compradores lean y revisen bien el contrato de compra antes de firmar, porque hay mucha gente que abusa de los inmigrantes, y hasta los intimidan. “Así que a educarse bien antes de comprar un auto más nuevo”, recalcó Paz.

LEE TAMBIÉN: Las 10 cosas que debes saber antes de hacer el examen detrás del volante

LEE TAMBIÉN: Corte Suprema de California: Es legal la Orden Especial 7

LEE TAMBIÉN: Más de 200,000 

Alrededor de la web