‘Respondo este mensaje y seguimos’

Cuando el teléfono interfiere en tu relación de pareja

Guía de Regalos

‘Respondo este mensaje y seguimos’
Si estás con un amigo con beneficios, a quien sólo ves cada tanto, probablemente no haya problemas en atender el teléfono en medio del encuentro.
Foto: Shutterstock

En la actualidad, los teléfonos celulares se han convertido en una extensión de nosotros mismos. Los pequeños aparatitos nos acompañan dónde quiera que vayamos, nos mantienen en contacto y nos acercan a nuestros seres queridos.

Pero al mismo tiempo, los celulares pueden ser una fuente de distracción que nos interrumpe en los momentos más inoportunos.

Para muchos, no hay nada más molesto que su pareja interrumpa un encuentro romántico para atender un llamado telefónico. Para otros en cambio, la frustración nace de no poder responder el texto que acaban de recibir.

Durante sus estudios de doctorado, Brandon McDaniel,  de la Universidad estatal de Pennsylvania se dedicó a analizar el efecto que causaban las interrupciones tecnológicas en las relaciones interpersonales, y las bautizó con el nombre de “Tecnoferencias” (Technoference).

Mujeres interrumpidas

McDaniel y Sarah Coyne, de la Universidad Brigham Young, realizaron una encuesta entre parejas sobre la frecuencia y modalidad de estas tecnoferencias y cómo éstas afectaban a la relación. Los resultados fueron publicados en el sitio académico apa.org.

Compartimos algunos de los hallazgos

  • 70% de las mujeres admitió que los teléfonos celulares, las computadoras y la televisión interferían en sus relaciones de pareja.
  •  62% de las encuestadas reportó que las tecnoferencias ocurrían, por lo menos una vez al día, durante el tiempo libre de la pareja.
  • 40% mencionó que su pareja también se distraía con la televisión cuando estaban conversando.
  • En el 35% de los casos, los hombres chequeaban sus teléfonos cada vez que sonaba, incluso en medio de conversaciones y durante las comidas.
  • 25% de las mujeres dijo que su pareja interrumpía conversaciones cara a cara para responder a un mensaje de texto.
  • Las personas entrevistadas que reportaron más tecnoferencias también reportaron más discusiones, menor satisfacción con la relación y más depresión.

Según el estudio, cuando una persona permite, consciente o inconscientemente, que la tecnología interrumpa momentos románticos, conversaciones y otras actividades, está dando el mensaje de que valora más a su teléfono que a su pareja y esto resulta en conflictos y depresión.

¿Atiendo o no atiendo?

Hay interrupciones e interrupciones. No es lo mismo interrumpir una conversación sobre el pronóstico del tiempo, que un encuentro sexual. Pero no a todos les molestan.

Una manera de identificar en qué categoría se encuentra tu pareja es probar durante la cena. Si al levantarte de la mesa, notas una mueca de fastidio, ni siquiera lo intentes cuando estés en la cama. Si por el contrario, tu pareja aprovecha para servirse una segunda porción, probablemente tampoco se moleste en la intimidad.

Estos son otros factores que debes considerar antes de atender.

  • Si se trata de un encuentro de una noche, o si quien está junto a ti es un amigo con beneficios que sólo ves cada tanto, siempre puedes atender.
  • Recuerda dejar tu teléfono al alcance de la mano. De esta manera, cuando suene, puedes chequear disimuladamente, sin que tu media naranja lo note, y al menos, sacarte la curiosidad.
  • Si el teléfono quedó lejos, díle a tu enamorado que vas bajar el volumen porque sólo quieres concentrarte en él, y aprovecha para chequear, mientras él cree que es tan importante que estás dispuesta a silenciar a tu amigo electrónico.
  • Si tu compañero ya ha pasado sus años de gloria, ya no se excita como años atrás, y corres el riesgo de que la mínima distracción le saque el entusiasmo, silencia el teléfono con anticipación y aprovecha su momento de inspiración. Nunca sabes cuándo se volverá a repetir.