Hay luz al final del túnel para familiares de víctimas de crímenes

Debemos pensar como apoyarlas y cómo crear más conciencia en las comunidades, porque cuando alguien comete un crimen, daña a toda la gente alrededor, dice el procurador de Orange
Hay luz al final del túnel para familiares de víctimas de crímenes
El procurador de la ciudad de Anaheim, Anthony Joseph "Tony" Rackauckas dice que algunas de quienes han muerto a manos de los policías han sido peligrosos pandilleros y asesinos.

Desde 2009, el procurador del condado de Orange,  Tony Rackauckas lleva a cabo una mitin y una marcha  para honrar las vidas de quienes a muerto a expensas del crimen pero también a las víctimas que les sobreviven.

“Nunca vamos a darnos por vencidos al tratar de proteger a gente inocente que tiene que vivir en vecindarios de pandilleros, ni en ir detrás de ellos”, dijo el procurador Rackauckas. “Así que continuaremos en defensa de las víctimas de tráfico humano, asesinato, asalto sexual, y todos los crímenes. Los criminales tienen que entender que somos más que ellos, y que el bien triunfará sobre el mal”, señaló.

A la séptima ceremonia anual de reconocimiento a las víctimas de crímenes llegaron cientos de familiares afectados. Unos de ellos, fueron los hermanos Richard y Ryan Girgis, cuya madre Ariet Girgis de 55 años fue asesinada por su propio padre Magdi Girgis en 2004. Pero no lo hizo directamente sino que contrató a Anthony Edward Bridget para cometer el crimen.

“En septiembre 29 de 2004, dos hombres entraron a nuestra casa en Westminster, amarraron a nuestro pequeño hermano, y brutalmente mataron a mi madre. Fue un crimen sin sentido que separó a nuestra familia. Por más que no quisiéramos, mi hermano y yo, inmediatamente pensamos que nuestro padre tenía algo que ver”, dijo Richard Girgis, el hermano mayor sobreviviente.

También contó su historia Rosalía, una joven hispana de 16 años, quien fue una de las cuatro víctimas de Rene Centeno, encontrado culpable por un jurado de asaltar sexualmente a menores, tres con menos de diez años. Centeno fue sentenciado a 155 años en una prisión estatal.

“Para aquellos allá afuera, que tristemente han pasado o están pasando algo muy duro, sólo les digo que hay luz al final del túnel. Ustedes pueden superarlo.  Aún cuando la situación puede ser terrible en su momento, mejorará”, dijo Rosalía a la multitud de víctimas de crímenes, reunidas en la sala de tribunales del condado de Orange, que se puso de pie para aplaudirla.