Marcha para honrar a víctimas salpicada con protestas

Dicen que es una cachetada en la cara que no los reconozcan como afectados sólo porque fueron asesinados por agentes del orden
Marcha para honrar a víctimas salpicada con protestas
Familiares de personas muertas por policías reclamaron al fiscal del condado de Orange que no se les incluya en la marcha anual de víctimas de crimen.

La marcha por los derechos de las víctimas que por séptimo año consecutivo realiza el procurador de Santa Ana, Tony Rackauckas, estuvo salpicada esta vez por las protestas de los familiares de individuos que han muerto a manos de la policía, y que le reclamaban que no los consideren víctimas y los incluyan en la manifestación.

“Sus asesinatos, sus muertes cuentan. Y van a cambiar todo lo que ustedes hagan. Ustedes son policías malos”, gritaba un manifestante afuera de los tribunales del condado de Orange mientras adentro el procurador honraba a las víctimas de crímenes en una ceremonia luego de la marcha.

“Estoy aquí por la muerte de mi esposo que fue asesinado el 27 de febrero por la policía de Santa Ana. El era Ernesto Canepa, tenía 27 años y dejó cuatro hijos de entre 8 años y dos meses de vida. Estamos todavía en espera del reporte de la policía, pero de acuerdo a los vecinos, los policías de Santa Ana  llegaron a su carro y lo balacearon seis veces”,  narró Jazmin Zárate, una de las hispanas que se hizo presente en la protesta.

“La policía me ha dicho que no saben por qué reaccionaron de esa manera. Él no se resistió, no tenía armas.No quiso correr, estaba sentado en su carro. No estaba involucrado en pandillas”, aseguró Zárate.

“Lo que quiero decirle al procurador es que deje su cargo, porque su corrupción ha llegado muy lejos y no está bien que hable dizque por la comunidad, pero es pura conveniencia”, sostuvo.

La Policía de Santa Ana inform que Canepa era sospechoso de un atraco el 13 de febrero donde supuestamente robó una cadena de oro a una señora de 63 años al momento que ella ponía a su nieto dentro de un auto.

Donna Acevedo, madre de Joel Acevedo de 21 años, quien fue muerto por la policía de Santa Ana el 22 de julio de 2012, también se hizo presente entre los manifestantes que le reclamaban al procurador que los reconociera como víctimas del crimen. “El reporte del Fiscal dice que la ejecución fue justificada, aún cuando mi hijo estaba esposado y le dispararon por detrás de la cabeza”, dijo.

“He venido aquí porque necesitamos cambios, que hagan reportes que reflejen lo que realmente pasó, y no que sólo apoyen a los policías. Los que lo mataron, andan en la calle, en su trabajo de policías, como si nada”, se lamentó Acevedo.

Esta mujer dice que uno de los mismos policías que mató a su hijo le quitó la vida al hijo de Teresa Smith. “Mi hijo César Cruz de 35 años fue muerto en diciembre de 2009 por seis policías de Anaheim. Uno de ellos mató al hijo de Donna Acevedo, y otro mató a otro jóven. Todos esos policías siguen en sus puestos y no hay cargos para ellos. El procurador los justifica, a pesar de que mi hijo estaba atrapado en el auto cuando le dispararon de muerte, y dejó a seis hijos”, explicó la madre.

Smith criticó que no los inviten a las marchas y mítines sólo porque sus familiares han sido muertos por agentes del orden. “De todos modos son homicidios, alguien los mató, deben ser incluidos, son seres humanos sin importar quien les quitó  la vida, no deben separarlos en una conmemoración anual como ésta”, dijo.

Los manifestantes estimaron que al menos 20 residentes de Santa Ana y Anaheim han muerto a manos de policías en los últimos tres años.

“Ellos dan reconocimiento a familias que han sufrido una tragedia, pero sólo a personas en los que la policía no está involucrada. No es justo”, dijo Carmelo Castañeda, de la organización Red de Apoyo para el Legado de los Jóvenes Sobrevivientes (Young Survivors Legacy Support Network) formada hace 2 años para apoyar a los niños que sobreviven a personas muertas por violencia policiaca.

Muertes desafortunadas

Al ser cuestionado sobre los reclamos de los familiares cuyos seres queridos fueron muertos por la policía, el procurador Tony Rackauckas dijo que por supuesto, cualquiera que pierde a alguien a través de la violencia tiene el derecho al duelo, y tienen derecho a decir, “oye yo también perdí a alguien”.

“Es desafortunado. En general, alguna de esa gente, no sé quiénes son, pero un par de ellos por lo menos, son familiares de pandilleros que tuvieron dificultades con la policía, y  no siento menos tristeza por ellos que por las víctimas del crimen”, dijo el fiscal del condado de Orange.

El mes pasado el gobierno de México condenó el asesinato de tres de sus ciudadanos en este país, incluyendo el de Ernesto Canepa Díaz. En un comunicado, dijeron que llamaron al Departamento de Justicia de Estados Unidos para señalar que sospechan que hubo un exceso de fuerza policiaca en su fallecimiento. Incluso el consulado de México en Santa Ana le envió una carta al procurador Rackauckas en la que solicitan que les informe de los resultados de la investigación que se realiza sobre el caso.

El doctor Henry Nicholas, creador de la ley Marsy’s que da derechos a las víctimas de crímenes, y quien recibió un reconocimiento del procurador, dijo que los agentes de policía son vitales para la seguridad de las comunidades, pero como en cualquier profesión, hay malos. “Los crímenes deben ser procesados, sin importar quién lo cometió, lo que importa es la víctima”, señaló.