Bruce Jenner, más allá del escándalo

Hoy es vilipendiado por sus decisiones, pero antes fue un héroe nacional en plena Guerra Fría
Bruce Jenner, más allá del escándalo
Bruce Jenner.Bruce Jenner celebra al ganar la medalla de oro en el decatlón de los Juegos Olímpicos Montreal 1976. Foto: Getty Images

Para Bruce Jenner las transformaciones no son nada nuevo.

Su fama se levanta en los cimientos de la gran transformación que ejecutó cuando dejó el mundo del atletismo olímpico, en donde brilló con oro de verdad, para convertirse en una celebridad favorita de los tabloides de chismes por más de tres décadas.

FOTOS: Mira a Bruce Jenner vestido de mujer fuera de su casa de Malibú

Por su estatus de celebridad, la ‘opinión pública’, que brota desmedida en plena época de las redes sociales, se siente obligada a burlarse y bulear a Jenner ahora que anunció que se identificaba como mujer y que estaba en transición para cambiarse de sexo.

“Para todos los fines y propósitos, soy una mujer”, le dijo Jenner, de 65 años,Diane Sawyer en una entrevista que ABC transmitió la noche del viernes. “La gente me mira diferente. Ven a este hombre macho, pero este lado femenino de mí, es quien soy. No nací genéticamente de esa manera”.

VIDEO:  Bruce Jenner: “No soy gay” (video)

VIDEO: Bruce Jenner confiesa ante las cámaras: “soy una mujer”

Aunque en los años más recientes se ha vuelto esa figura en el centro del chisme como su vida casado con la mamá de Kim Kardashian, en la década de 1970 Jenner era un héroe nacional porque levantó el honor del país por encima de los odiados rusos y los alemanes en plena Guerra Fría.

LEE: Kim Kardashian todavía se refiere a Bruce Jenner como hombre

En la olimpiada de Montreal en 1976, Jenner se enfrascó en un duelo consigo mismo además del que encaró con el ruso y campeón olímpico reinante de ese momento, el ruso Mykola Avilov.

El plan de competencia de Jenner consistía en superar sus mejores marcas en cada una de las 10 disciplinas incluidas en los dos días del decatlón. Concluyó la primer jornada en tercer lugar, y ya era primero cuando restaba una prueba en el segundo día de competencia.

Pero con la medalla segura, Jenner de todos modos corrió de manera memorable en los 1,500 metros planos, provocando ovaciones del público que le agradeció el esfuerzo aunque no tuviera que hacerlo. Un Jenner exhausto caminaba fatigosamente tras cruzar la meta cuando alguien se le acercó a darle una bandera de Estados Unidos.

Jenner, que se acababa de coronar como el mejor atleta del mundo, no sabe que hacer con ella, y tras unos instantes la levanta, regalando la imagen que faltaba para envolverlo como el héroe nacional que en pleno bicentenario del país demostraba la grandeza estadounidense.

Claro que nadie se imaginaba que un día iba a ser padrastro de Kim Kardashian.

Talentoso desde niño

Jenner ganó tres campeonatos nacionales juveniles de esquí acuático cuando estaba en la escuela secundaria en Sleepy Hollow, un suburbio en en el condado de Westchester, a las afueras de la ciudad de Nueva York.

Jugaba rudo

Jenner obtuvo una beca para jugar futbol americano para el equipo de la pequeña universidad Graceland, en Iowa.

Escala mexicana

Bruce Jenner ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos celebrados en Ciudad de México en 1975.

En contexto

Estados Unidos festejó su bicentenario el 4 de julio de 1976, poco antes de que Jenner realizara su gloriosa marcha hacia el oro olímpico. Su triunfo sobre el campeón soviético, además de ser la imagen perfecta para la propaganda estadounidense, lo convirtieron en una celebridad. De apenas tener para sobrevivir, se convirtió en héroe nacional y fue uno de los primeros atletas en ser celebridad de tiempo completo.