Piden un año de prisión para detenidos por muerte de abogada

Santiago

La Fiscalía de la ciudad dominicana de Santiago (norte) solicitó ayer  un año de prisión preventiva como medida cautelar para dos de los tres hombres detenidos por su implicación en la muerte de la abogada de nacionalidad española Paola Languasco Jiménez, de 37 años.

El Ministerio Público pide un año de prisión preventiva para Antonio Mármol Núñez y Daniel Alejandro Pichardo, mientras que el tercer detenido, Luciano Antonio Suriel Mármol, quedará como testigo y no le fue atribuido ningún cargo, según informó la fiscal interina de Santiago, Aura Luz García.

El cuarto implicado y considerado principal sospechoso de la muerte de la mujer, Ambiórix Nepuceno Rodríguez, se encuentra prófugo, tras salir del país el 13 de abril desde Santo Domingo con destino a España, después de haber sido interrogado en su momento por la desaparición de la mujer y puesto en libertad.

El cuerpo de la abogada fue hallado el 24 de abril en estado de descomposición en una alcantarilla de un residencial en construcción en Santiago, después de permanecer desaparecida desde el día 6, cuando salió de su vivienda en Puerto Plata para encontrarse con Nepuceno, al que había conocido a través de la red social Facebook.

Los tres detenidos por la Policía Nacional en Santiago dijeron que no participaron en el crimen de la abogada y que el prófugo les pagó que colocaran su cadáver en una bolsa plástica de color negro, y lo llevaran a la zona donde fue hallado.

La familia de la víctima mostró su esperanza en que “se haga justicia en contra de todos los implicados en el hecho, incluido el principal sospechoso”, que huyó a España.

El padre de la fallecida, un reconocido abogado de Puerto Plata, Leopoldo Languasco, subrayó que no se explica “cómo los investigadores policiales dejaron en libertad a Rodríguez”, pese a que era señalado como el principal sospechoso de la desaparición de su hija “y peor aún que abandone el país”.
“Sin ustedes, la prensa, esto no se hubiese resuelto”, dijo, “y reconozco que hay fiscales y policías buenos, pero también hay muy malos y eso hay que separarlos para que no dejen que pasen lo que nos ha tocado a nosotros como familia”, añadió.

Por el collar 
Según los familiares, pudieron identificar el cadáver por el collar que siempre llevaba, por un anillo, así como por la dentadura y el pelo.

?>