Salud mental de James Holmes centra juicio por masacre en Colorado

En medio de estrictas medidas de seguridad, comenzó el proceso judicial en una corte al sur de Denver, en la que Holmes enfrenta 166 cargos
Salud mental de James Holmes centra juicio por masacre en Colorado
Acusado de la matanza en Aurora
Foto: EFE

Denver.-  Las condiciones mentales de James Holmes, acusado de matar a doce personas en un cine repleto de Aurora, en Colorado, centraron este lunes el inicio del juicio, tres años después de la masacre cometida durante el estreno de la saga de Batman “The Dark Knight Rises“.

En medio de estrictas medidas de seguridad, comenzó el proceso judicial en una corte al sur de Denver, en la que Holmes enfrenta 166 cargos tras una masacre que además ocasionó heridas a otras 70 persona en 2012.

La Fiscalía expuso que el acusado estaba en pleno uso de sus facultades mentales para planear y ejecutar la matanza, mientras la defensa mantuvo lo contrario, para evadir una posible sentencia de pena de muerte.

Se prevé que el juicio, presidido por el juez Carlos Samour, de la corte del condado Arapahoe, puede durar cuatro meses y costará a los contribuyentes un mínimo de dos millones de dólares debido a la complejidad del caso.

Fuentes judiciales señalaron que es necesario proteger tanto al acusado y a los testigos, como a los sobrevivientes del ataque y a los familiares de las víctimas.

Holmes está acusado de haber disparado contra una multitud dentro de una sala en el cine Century 16, en Aurora, al este de Denver, el 20 de julio de 2012, en el estreno a la medianoche de la saga de Batman.

Holmes se declaró “inocente por razones de salud mental” de los cargos de asesinato, intento de asesinato, y posesión ilegal de armas de fuego y explosivos.

Previo al juicio, la defensa había solicitado una condena a cadena perpetua a cambio de que Holmes, de 27 años, se declarara culpable.

Sin embargo, el fiscal George Brauchler rechazó ese pedido y decidió proseguir con el juicio, precisamente para solicitar la pena de muerte.

Si eventualmente la pena capital fuese la sentencia impuesta para Holmes, se estima que las subsiguientes apelaciones del caso podrían durar por lo menos una década.

Se prevé que la Fiscalía trate de demostrar que las acciones de Holmes fueron “meticulosamente planeadas y realizadas intencionalmente”, mientras la defensa insistirá en que se trató de “un episodio psicótico”.

Por orden del juez, Holmes ya fue sometido a dos evaluaciones de salud mental, aunque los resultados no han sido divulgados.

Observadores locales especularon hoy que parte del contenido de esos análisis podría hacerse público durante el juicio para explicar por qué Holmes perdió la razón.

Poco antes de los ataques Holmes fue rechazado para un programa de doctorado en neurociencias de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, y además había terminado con su novia.

Poco después del mediodía de hoy, el juez Samour declaró el inicio del juicio y habló a los miembros del jurado, compuesto por 12 principales y 12 alternos, incluyendo 19 mujeres y 5 hombres, a quienes explicó los parámetros sobre como conducir sus deliberaciones y la protección que tienen de su privacidad.

Samour emitió una orden en la que además prohíbe a los medios de comunicación mantener cualquier tipo de contacto con el jurado, incluyendo fotografías o tratar de identificar a esas personas por medio de los números de las placas de sus vehículos.

El juez también advirtió que no todo lo que se presente como evidencia será aceptado como tal, es decir, ciertos elementos presentados por la fiscalía o la defensa quizá no lleguen a ser analizados o debatidos por el jurado.

La masacre de Aurora, como otras en escuelas del país, abrió en su momento el debate sobre el control en la venta de armas y la tenencia por parte de personas con problemas mentales.