¿Tienes lo necesario para ser líder?

Expertos comparten sus consejos para poder alcanzar posiciones directivas y mantenerlas
¿Tienes lo necesario para ser líder?
Identifica a las personas influyentes de tu equipo y considera sus ideas y opiniones.
Foto: Shutterstock

Las mujeres de hoy les debemos a las generaciones pasadas el haber abierto puertas y pavimentado el camino a posiciones de liderazgo impensadas décadas atrás.

“Todas las mujeres tienen potencial para el liderazgo”, aseguró Debora McLaughlin, entrenadora ejecutiva certificada y presidenta del grupo consultor y de entrenamiento Renegade Leader.

McLaughlin, autora de Running in High Heels y otros libros de empoderamiento y liderazgo, citó numerosos estudios que encontraron que en la actualidad las empresas buscan en sus directivos muchas de las características que en el pasado eran ignoradas por ser consideradas demasiado “femeninas”.

Entre los atributos de liderazgo que las mujeres han introducido al mundo de los negocios, los expertos citaron características de empatía, humildad, inclusión y balance, ausentes cuando las empresas estaban bajo el control de “Clubs de Hombres”.

L.E.A.D.

A pesar de las muchas contribuciones que las mujeres han hecho al mundo laboral, aún enfrentan barreras y desafíos. Para poder enfrentarlos, McLaughlin compartió su fórmula L.E.A.D.

Cada letra de la palabra “Líder” en inglés representa un atributo necesario para alcanzar y mantener posiciones directivas.

  • “L” por Liderazgo. La experta recalcó la importancia de establecer una comunicación de influencia. “Es fundamental poder lograr un nivel profundo de comunicación con tu grupo de trabajo. Esto te ayudará a tener su apoyo cuando lo necesites”, señaló la autora.
  • “E” por equipo. El éxito nunca ocurre en el vacío. Siempre necesitas personas a tu lado y una cultura de personas con goles en común.
    “Necesitas un equipo que esté tan entusiasmado con tu visión como lo estás tú. Depende de ti el saber compartir tu pasión y positivismo”, señaló McLaughlin. “Asegúrate de que todos los miembros de tu equipo de trabajo estén en la misma página”.
  • “A” por activar. Muchos líderes se quejan de la cultura de la empresa sin reconocer su propia responsabilidad. “Una cultura de alto rendimiento se basa en confianza, valor e innovación. Las personas en posiciones directivas pueden influir  dicha cultura cuando alientan la colaboración, el liderazgo compartido y la comunicación transparente. Concéntrate en crear una cultura laboral en la cual tu equipo se sienta feliz de formar parte”.
  • “D”por distinción. “No es suficiente poder incorporarse al mercado, es más divertido poder sobresalir como líder y como organización”, explicó McLaughlin. Cada líder y cada empresa tiene su marca característica y depende de ti el poder encontrarla y distinguirla. “Distinguirse es seductor porque hace que la gente quiera conocerte y que tu equipo de trabajo se motive a competir”, agregó.

Resultados positivos

El desafío para las mujeres líderes no sólo es poder alcanzar una alta posición, sino también mantenerla y obtener resultados positivos.

“En el mundo de los negocios, lo único que importa es lo que funciona”, aseguró Peder Johnsen, Presidente de Concordis Senior Living, grupo de comunidades habitacionales de personas de la tercera edad.

El experto compartió tres consejos que te ayudarán a obtener resultados positivos.

  • Identifica a las personas influyentes. “Desde supervisores hasta personal de mantenimiento, identifica a los empleados claves de cada grupo”, aconsejó Johnsen. “Más allá de la posición que ocupen, reconoce a aquellos con el poder de influenciar a sus compañeros. Reúnete regularmente con ellos para saber lo que ocurre en cada rincón de la empresa”, agregó.
  • Identifica las áreas  que necesitan mejorar. Las opiniones e ideas de los empleados clave de tu empresa te ayudarán a identificar las áreas que necesitan más atención, que deberían modificarse, mejorar o eliminarse.
  • Asegúrate de que tu equipo conozca los goles de la empresa. “Puedes tener los mejores profesionales trabajando para ti, pero si no sabes guiarlos, pondrán su tiempo y esfuerzo en algo que “asumen” que es lo correcto y que no siempre coincide con los goles de la compañía.