Pacquiao-Mayweather, duelo afuera del ring

Titanes del boxeo se distinguen por ser noticia abajo del cuadrilátero

Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. finalmente se subirán mañana en un enfrentamiento que va más allá del combate entre dos de los más grandes púgiles de la historia.

Arriba del ensogado de MGM Grand de Las Vegas se medirán dos estilos de boxeo.

Afuera, se encuentran dos personalidades enormes.

Será el pleito entre Pacquiao, el estadista bonachón, y Mayweather Jr., el antipático hombre empresa.

A continuación, esas otras facetas que explican mejor lo que en realidad son “Pac-man” y “Money ”.

 

Manny

el basquetbolista

A Pacquiao le gusta hacer deporte, y no sólo darse de ‘trompadas’. El chaparrito filipino salió bueno para el

baloncesto. Los Celtics de Boston lo hicieron un miembro honorario del equipo en 2010. Manny dio la campanada en 2014 cuando debutó como entrenador-jugador del equipo Kia Sorento de la Asociación Filipina de Baloncesto. A sus 36 años, Pacquiao se convirtió en el jugador más viejo elegido en el draft de la liga. Jugó siete minutos de un partido.

 

Floyd el capitalista

Su apodo de “Money” lo dice todo. Desde 2010, Mayweather se puso la etiqueta de hombre-dinero, justo cuando “negociaba” un pleito con Pacquiao. El atleta mejor pagado de los últimos años suele aparecer en fotos contando

sus millones, o mostrando su impresionante colección de autos de lujo, incluso presumiendo sus apuestas depor tivas.

 

Manny el político

En 2007 aspiró a un escaño en la Asamblea de Filipinas pero perdió en su intento. Pero Manny se sabe levantar de la derrota. En 2010 fue electo a la Asamblea y en 2013 logró ser reelecto. Pacquiao hace política más allá de su país.

En un par de ocasiones ha declarado su apoyo por políticos estadounidenses, tal es el caso del senador por Nevada (estado en el que vive Mayweather) Harry Reid, y por el eventual gobernador de California, Jerry Brown.

 

Floyd el bailarín

Mayweather mostró en 2007 que no nada más sabía bailar sobre el ring. Lo hizo al subirse a la pista de ‘Dancing with the Stars’. Su pareja fue la bailarina profesional Karina Smirnoff, que sacó los mejores pasos de Floyd. Al púgil se le vio en

coreografías complejas y algunos de sus movimientos despertaron el asombro en la gente, especialmente en el acelerado baile del Jive. La pareja no llegó muy lejos, terminando em el noveno sitio.

 

Manny, el artista

Los cuadriláteros y las campañas políticas no son suficientes para “Pacman” y por eso se metió a hacer películas. Aunque comenzó con papeles pequeños, ahora Pacquiao se la goza como un actor que ya tiene 10 filmes en su carrera, incluyendo Anakng Kumander (Hijo de Comandante), cinta de 2008 que Pacquiao estelarizó, escribió y produjo. También es un conductor de TV en su país. Más recientemente, el filipino unió fuerzas con el canal de YouTube de videos cómicos ‘Funny or Die’, en el que se quiere hacer un luchador bailarín. Pacquiao, por supuesto, goza cantar, como cuando visita el show de su amigo Jimmy Kimmel, aunque no lo hace muy bien.

 

Floyd

el luchador

Mayweather ha ‘expue sto’ su invicto incluso en los encordados de la lucha libre. En un evento de la WWE del 2008 que

muchos recuerdan, “Money” salió de entre la afición para defender a Rey Mysterio Jr. de Big Show. Ambos se medirían en un pleito aparte, en el que Mayweather noqueó a Big Show usando una nudillera de acero.

 

Floyd

ante la ley

Mayweather se las ha visto duras con la justicia. Ha sido acusado en por lo menos 5 ocasiones de lesionar a otras

personas, principalmente a sus parejas u otras mujeres. Mayweather Jr. estuvo en una cárcel de Las Vegas por dos meses en 2012 tras un caso de violencia doméstica, sin duda el punto más negativo de su historia.

 

Manny ante la ley

Manny no se ha escapado de cuestionamientos. En 2013, apenas había vencido a Brandon Ríos, el fisco filipino ordenó la

congelación de sus cuentas y la incautación de sus bienes alegando que Manny no había declarado 2,200 millones de pesos filipinos por sus combates de 2008 y 2009. Pacquiao se defendió con evidencia que mostraba lo contrario.