Pacquiao: “Peleamos por nuestro honor”

El filipino dice que Mayweather es distinto de todos los rivales que tuvo y vive con excitación el gran choque del sábado

#MayPac

LAS VEGAS.- El filipino Manny Pacquiao podría convertirse en el habitante más popular de Estados Unidos y en el atleta más poderoso del planeta en caso de cumplimentar, al pie de la letra, su ópera prima de carrera: acabar y someter sobre el ring a Floyd Mayweather, el deportista más resistido del continente.

Si bien combatirá en una ciudad que le resulta familiar, receptora de miles de sus compatriotas que, reclutados aquí, buscaron sobrevivir a la pobreza más despiadada de su tierra, Pacquiao estará expuesto a una soledad deportiva inconmensurable a la hora del match. Boxeará en el pago donde vive su rival y en el hotel que sponsorea sus combates, acatando los acuerdos comerciales de Mayweather Promotions y juzgado en el ring por autoridades de Nevada. Y todo esto, que implica algo más que una agobiante presión, parece no inmutarlo. Pero tal es la exigencia que tendrá el sábado, en el desafío por la unificación del cetro welter, que necesitará potenciar y convertir una actuación épica en un concierto de hazañas. Requerirá para ello de una victoria colosal, de un rendimiento sin fallas y una definición antológica. Éstas son sus pistas para transformar su gran ángel natural en el emblema simbólico de un líder de época.

#MayPac: Poco a poco despierta el monstruo

Es cálido, muy amable con todos. Anónimos y poderosos. Religioso y familiero. A los 36 años, con 6 coronas mundiales oficiales ganadas y un récord de 57 éxitos (38 KO), 5 derrotas y 2 empates, respondió con atención a la primera pregunta realizada por la nacion. Con un inglés limitado, pero claro, nos hizo saber su parecer sobre si Mayweather, que representa su máximo acto de campaña, constituye su rival mas peligroso: “No se mide este match por el peligro del rival, sino por lo que representa. En realidad, no podría decir si Mayweather será más complicado que Oscar de la Hoya, Miguel Cotto o Juan Márquez, con quienes combatí. Floyd es diferente a todos. Él significa mi búsqueda y mi foco desde hace tiempo. Y ahora lo tengo acá, como si fuese una espina o una meta por resolver. Estoy excitado, metido en ello y comprometido en un 100% por la victoria”.

-¿Cree que esta pelea se demoró en realizarse?

-No creo, y no fue fácil organizarla. Hubo que buscar muchas soluciones y unificar acuerdos. ¿Sabe una cosa? Hoy por hoy, yo tengo muchas más cualidades en el ring que tres años atrás, cuando todos reclamaban por la pelea. Ahora estoy maduro. Sé lo que hago. Para mí llega en el momento justo.

-¿Por y para quién combaten en este caso?

-Peleamos por nuestro honor y por nuestros fanáticos. Por la inmortalidad de nuestros nombres en el corazón de nuestros hinchas. Ése el sentido que para mí tiene la pelea.

Pacquiao es acompañado por un séquito de 120 personas cada vez que efectúa una pelea importante. Todos viajan con él, apoyados por una línea aérea filipina que los transporta y publicita sus acciones en cada presentación. Ni Muhammad Alí, en su tiempo de esplendor, tuvo el contingente adulador que caracteriza a Manny, contradiciendo su simplicidad expuesta ante la opinión pública. Es congresista de Filipinas y aspira a ser presidente de su patria, en donde pagaron US$ 10 millones para ver la pelea, en vivo y al instante, por TV de cable, y en diferido, en forma gratuita, por TV abierta, una hora después de finalizada.

Mayweather-Pacquiao: Razones de una pelea apasionante e histórica

Llevó sus peleas a Macao, China, desafiando la política impositiva de Estados Unidos en la bolsa de los boxeadores. Cambió de idea y regresó: mantiene sin resolución una deuda millonaria por declaración de ganancias en Filipinas. Se preparó en Los Angeles, a partir del 1° de marzo, para este pleito, y con el paso de los días sus sesiones de footing comenzaron a recibir el acompañamiento de curiosos, que todas las mañanas corrían con él. Llegó a concentrar más de 500 seguidores en su última corrida de preparación; tal si fuese Forrest Gump, animando una película. Toma agua, tibia o natural, jamás fría. Su comida es sobre la base de arroz. Efectúa casi 2000 ejercicios abdominales diarios y su hobby se reparte entre la música y la fotografía.

-¿Qué siente al cantar y por qué sus temas son motivantes y esperanzadores?

-Busco llegar a la gente como puedo. Me gusta cantar y emitir esperanza en la música. Que todos puedan superarse. Me emociona “Imagina”, de John Lennon.

-¿Y de fotógrafo, cómo anda?

-Mire este Canon (por su nueva máquina). Me luzco con mi foco.

Mayweather Promotions explota el merchandising del combate y la bandera filipina está en la mayoría de los artículos. ¿Le molesta?

-No, para nada. Por ahí Floyd se dio cuenta de que me necesitará más que nunca después de la pelea y demande de todas mis acciones? (sonrisas)

-¿Qué puede pasar sobre el ring?

Tengo todas mis energías puestas en ganar. Pienso, como muchos de ustedes, en hacer los doce rounds. Tengo una estrategia definida sobre la base de la velocidad, piernas y presión. Si esto no funciona, planificaremos una opción B. Estamos preparados para todo. Esperamos mucho tiempo este encuentro.

-Un mensaje al mundo boxístico sería…

-Demostrar lo grande que puede ser cualquier filipino cuando afronta con ansias una misión.

TE RECOMENDAMOS

Ese millonario magnestismo del Cinco de Mayo

En Las Vegas, casinos en riesgo y boxeadores ricos

Los hombres que harán retumbar a Las Vegas en la #MayPac