Guerrilleros de la mente

Freddie Roach y Floyd Mayweather Sr. se lanzan dardos psicológicos

LAS VEGAS

Tanto Floyd Mayweather Jr. como Manny Pacquiao han derrochado serenidad previo a su combate de este sábado. Sin embargo, sus entrenadores insisten en decir las verdades que sus pupilos se resisten a expresar.

Floyd Mayweather Sr. y Freddie Roach no se guardan nada.  Y aunque la conversación por momentos se torna candente no se exaltan, al contrario, lo disfrutan.  Parece como si ambos atacaran el cerebro del rival para desestabilizarlo.

De antemano, saben que uno de ellos podrá presumir el sábado que preparó al ganador de la “Pelea del Siglo”.

Lo irónico del caso es que ambos insisten en que sus rivales tienen miedo.

Para Roach, los nervios traicionarán a Floyd, mientras que Mayweather padre hace énfasis en la quijada del filipino, que fue destrozada ya una vez por Juan Manuel Márquez en el 2012.

“Yo creo que Floyd tratará de terminar la pelea lo más pronto posible. No quiere arriesgarse a irse a los últimos rounds porque sabe que nunca ha peleado con un boxeador tan rápido. Sus piernas no son las mismas y cuando lo ves a la cara puedes notar que está nervioso”, abre el debate Roach.

Incluso al hablar sobre si existe miedo en alguno de los protagonistas fue atizado por Mike Tyson, quien acusó a Mayweather de temer a su rival.

“Mike sabe de boxeo y por supuesto que me gusta lo que dice”, puntualiza.

El preparador de Pacquiao dice que para planificar la megapelea ha tomado en cuenta todos los detalles de su rival, incluso el uso indebido de sus codos.

“Nos hemos percatado de los codos de Mayweather, pero el boxeo es de contacto. Tendrás que chocar con sus codos, con sus hombros, con un sinnúmero de cosas, pero todo es parte del boxeo. Y nosotros ya sabemos a lo que nos enfrentamos”, sostuvo.

Una de las preguntas más puntuales para Roach es cómo se ha recuperado Manny  luego del nocaut que le propinó “Dinamita” Márquez en diciembre de 2012.

“[Juan Manuel] Márquez es un gran boxeador.  Peleó cuatro veces contra nosotros y aprendió mucho de Manny.  Lo que hizo esa noche pudo ser suerte o pudo ser parte de su plan, no lo sabemos. Manny ya superó eso. Sabía que es parte del boxeo. Lo hablamos y él no tiene remanentes mentales de esa derrota”, respondió.

Nada de golpe de suerte

No obstante, el mayor de los Mayweather tiene otra opinión al respecto. “¿Que fue un golpe de suerte? Por Dios. Márquez le reventó la quijada a Pacquiao. Cuando tienes tiempo en el boxeo sabes que luego de que te mandan a dormir de esa forma en el ring estás expuesto a lo mismo muchas veces más, no sólo con un golpe, hasta con un respiro te pueden noquear”.

“Es por eso que tienen miedo, porque saben que tienen muchas debilidades. Yo lo veo e identifico todos los puntos en los que podemos castigarlo”, enfatizó.

A los dos entrenadores les hierve la sangre y ambos entienden que esa pelea define en gran parte el panorama del boxeo.

Es por eso que no tienen empacho en definirse mutuamente.

“No hay nada personal con Mayweather [Sr.]. Él puede insultarte muchas veces, pero sabes que es parte del show. Claro, yo quiero patearles [a padre e hijo] el trasero en el ring, porque para eso nos preparamos. Luego de la pelea todo vuelve a la normalidad”, apunta Roach.

Claro su contraparte guarda menos las formas para definirlo: “Roach es un payaso sin esperanza. Él piensa que conoce a Floyd, pero ni yo lo he llegado a conocer toalmente. Mi hijo se reinventa en cada pelea y a veces cuando volvemos a entrenar le digo: ‘wow nunca te había visto hacer eso’. Mi hijo evoluciona, pero Pacquiao no. Si los ves a la cara, entenderás que están muertos de miedo”, precisó.