Los menores centroamericanos seguirán llegando a EEUU

Las autoridades federales de Estados Unidos señalan en un reporte que la pobreza, la falta de educación, el deseo de reunificarse con sus familiares y principalmente la violencia, son las causas principales de la migración infantil de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Temperaturas más cálidas y en el caso de El Salvador, con la mayor cantidad de asesinatos registrados en la historia reciente de este país, hará que la segunda ola de niños centroamericanos que viajan sin sus padres sea posiblemente aún más grande, advierten los expertos.
Salvador Sanabria, director ejecutivo de El Rescate, dijo que Estados Unidos tendrá en sus manos una crisis humanitaria similar a la que tuvo el año pasado, con la variante de que las autoridades mexicanas están haciendo el “trabajo sucio”.
“Este año la crisis humanitaria tiene una característica distinta, ya que no va a ser sólo en la frontera de Estados Unidos, sino también en la frontera del sur de México”, dijo Sanabria. “El gobierno mexicano de manera eficiente está haciendo trabajo sucio de deportar a los niños, más de 10,000 niños han sido deportados de México a El Salvador, Guatemala y Honduras”.
Además de la militarización de la frontera sur de México, EEUU también incrementó su vigilancia con más agentes de la Patrulla Fronteriza al sur deTexas, por donde cruzaron la mayoría de los 68,000 menores centroamericanos en el verano del 2014.
En los primeros seis meses del presente año fiscal 2014-2015, la Patrulla Fronteriza arrestó a más de 15,000 menores, un incremento del 45% con relación al mismo período del año anterior.
March Rosenbul, autor de un análisis realizado por el Migration Policy Institute (MPI), organización que estudia el flujo migratorio en la frontera, dijo en una entrevista reciente a La Opinión que los centroamericanos no pararán de llegar en busca de asilo debido a la situación en sus países.
MPI estima que unos 39,000 menores no acompañados serán arrestados en la frontera de EEUU en el 2015.
La Oficina de Responsabilidad Federal (GAO), agencia no partidista del gobierno, subrayó en un reporte emitido en febrero de este año que la pobreza, la falta de educación, el deseo de reunificarse con sus familiares y principalmente la violencia, son las causas principales de la migración infantil de El Salvador, Honduras y Guatemala.
El Centro de Estudios de Inmigración, una organización que pide medidas más rígidas para contener el flujo de indocumentados, ha pedido que el gobierno federal cambie sus políticas sobre cómo maneja la situación de los inmigrantes para detener el flujo.