Toman modelo de L.A. para combatir pandillas en Centro América

Exploran alternativas para prevenir violencia juvenil en cumbre de dos días
Toman modelo de L.A. para combatir pandillas en Centro América

El modelo que están implementando en Los Ángeles, la ciudad que es considerada la capital de las pandillas, es el que estarían imitando países de Centroamérica para combatir la violencia callejera que de aquí mismo les fue exportada.
Enrique Roig, coordinador de la Iniciativa Regional de Seguridad para Centroamérica (USAID), reconoció que Estados Unidos tiene una responsabilidad compartida por la violencia que se vive en países como El Salvador, Honduras y Guatemala relacionada con las pandillas.
“Las deportaciones jugaron un papel importante en la violencia que ahora se vive en Centroamérica, pero es una región con altos índices de pobreza, corrupción y por donde pasa el tráfico de droga, que son factores que influyen en la inseguridad”, mencionó.
El coordinador de la USAID es uno de los participantes en la cumbre antipandillas que se realiza en Los Ángeles este lunes y martes con el objetivo de adoptar los programas que están funcionando en la ciudad, como los de prevención, detección de jóvenes en riesgo e intervención de pandillas que realiza GRYD.
Hace 8 años la ciudad creó la Oficina de Desarrollo Juvenil y Reducción de Pandillas (GRYD) que ha sido un factor importante para la bajar dramáticamente los índices de criminalidad. Los homicidios cometidos al año en la ciudad disminuyeron de 430 a 262 entre los años 2007 y 2014.
“No sólo se trata de aplicar mano dura”, dijo Roig, sino de focalizarnos en los barrios más afectados y en quienes están cometiendo esos crímenes, es una combinación de prevención, análisis de información y de darles a los jóvenes oportunidades de recreo, deporte y capacitación”.
“Hay muchos ingredientes en Los Ángeles que son interesantes para estudiar y ver cómo los aplicamos en las comunidades que están siendo más afectadas por la violencia en Centroamérica”, agregó.
La conferencia anual sobre violencia de pandillas es la cuarta que se realiza en Los Ángeles a cargo de Hospitals Against Violence Empowering Neighborhoods (HAVEN) y Violence Prevention Coalition (VPC), con el auspicio de USAID.
“Ha habido muchas conferencias sobre pandillas, pero enfocadas para la policía, aquí estamos incluyendo a quienes trabajan directamente con los pandilleros y sus familias”, dijo Paul Carrillo, director de HAVEN.
“El objetivo es reunir a las diferentes organizaciones que trabajan con pandillas para que aprendan y compartan prácticas, modelos y herramientas que utilizan para que todos puedan realizar un mejor trabajo, así como establecer colaboraciones”, agregó.

Pandilleros son maquinas de matar

En Honduras los pandilleros son máquinas de matar, dijo un alto jefe policíaco de ese país que participa en la Conferencia Anual de Violencia de Pandillas en Los Ángeles.
César Augusto Mendoza, subcomisionado de la Policía Nacional de Honduras y jefe metropolitano en Tegucigalpa, señaló que el problema de pandillas le fue exportado a Centroamérica de Estados Unidos.
“Es un problema muy complicado, tenemos muchos muchachos que son máquinas de matar, que perdieron el concepto de respeto a la vida, porque son producto de la misma sociedad, son muchachos que nacen, crecen y se desarrollan dentro del delito”, mencionó Mendoza.
El presidente de Honduras, dijo el subcomisionado de la policía, ha insistido en foros internacionales que Estados Unidos debería participar más en el combate y prevención de pandillas.
“Aquí los pandilleros perfeccionan el delito y una vez que son deportados van a causar más daño a nuestros países que de repente no tienen los recursos logísticos para combatir a estos grupos criminales”, añadió.