Haz tú la llamada que estás esperando recibir

¿Valdrá la pena dejar ir al amor de tu vida por el simple hecho de no dar ese primer paso?

Guía de Regalos

Haz tú la llamada que estás esperando recibir
Se que suena muy cliché decirles "no dejen para mañana lo que pueden hacer hoy..."

Mi amigo Pablo es jóven, guapo y, hasta hace poco, soltero. El otro día conversaba con él y me confesó estar muy triste ya que extrañaba a su exnovia.

Viendo a Pablo, nadie se imaginaría que estaba deprimido ya que siempre está sonriendo, tiene amigas y cualquiera pensaría que estaba feliz así. Me dijo que aunque se había separado de su expareja, seguía pensando en ella.

Mi consejo fue “llámala, invítala a salir”. El me dijo que no, que estaba esperando que fuese ella quién lo buscara. Las cuestiones de ego, y orgullo nunca terminan bien, especialmente cuando hablamos del amor, pensé yo.

En muchas ocasiones nos pasa como a él. Queremos un empleo nuevo, una reconciliación amorosa o tan solo decirle hola a un ser querido. Nos quedamos de brazos cruzados esperando que los demás tomen la iniciativa. Entre el espere y espere, pueden pasar años, y quizás ninguna de las dos personas de el paso. ¿Valdrá la pena que esto ocurra?¿Valdrá la pena dejar ir al amor de tu vida por el simple hecho de no dar ese primer paso?

En cuanto a mi amigo, les cuento que después de mucha pensadera, le mandó una carta a su ex. Si, una de esas cartas de amor escritas a mano que ya pocos escriben. Lo mas increíble del caso fue la respuesta que  ella le dió al recibir su correspondencia: “Estaba esperando este momento hace mucho tiempo”.

¿Qué hubiese ocurrrido si mi amigo no hubiese dejado a un lado la terquedad y orgullo? Tal vez no les estaría contando que después de varias citas, ya Pablo y su enamorada están dándole una segunda oportunidad a su relación.

Se que suena muy cliché decirles “no dejen para mañana lo que pueden hacer hoy…” Eso si les digo, no olviden que la vida se va muy rápido. Con mucha frecuencia pensamos en un ser querido, en un amigo que no vemos hace mucho tiempo, y dejamos en las manos de la otra persona hacer un contacto.

Mi madre siempre me recuerda que con ganas, todo es posible. Me dice – y lo he comprobado- que cuando uno quiere hacer algo, sea llamar, escribir o reunirse en persona, siempre encontramos tiempo. De no hacerlo significa que realmente no nos importa.

Se que hoy día estamos muy atareados como para ponernos a hablar por teléfono durante horas. Afortunadamente, hoy con tanta tecnología avanzada, ya no existen excusas.  Te invito a que diario le mandes un mensajito de texto, o un correo electrónico a tu madre, a tu padre, a tu mejor amigo, y a esa persona que es dueña de tu corazón. Me entristece saber que nunca sabemos cuándo es la última vez que estamos viendo a alguien. Ese “mañana” no está garantizado por nada y por nadie.

Hay algo más que siempre tengo presente en mi vida. En todo lo que hagamos, es importante asegurarnos que le estamos dando el 100 por ciento que se merece. Si al final del día las cosas ya no funcionan con un amigo, un novio, un compañero o en cualquier tipo de relación, lo que más da tranquilidad es saber que podemos caminar con la frente en alto, ya que hemos dado lo mejor de nosotros.

¿Y tú, a quién vas a llamar?

Espero sus comentarios,

@CarolinaSarassa

www.CarolinaSarassa.com