Mexiquenses tienen nueva casa en Los Ángeles

La nueva oficina complementará los servicios que ya les ofrece el consulado mexicano

Guía de Regalos

Mexiquenses tienen nueva casa en Los Ángeles

Los más de 150,000 inmigrantes originarios del estado de México que viven en el área de Los Ángeles cuentan ya con la Casa Mexiquense, un lugar donde pueden obtener documentos de identidad mexicanos que son clave para mejorar sus vidas en este país.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas y el cónsul de México en Los Ángeles, Carlos Sada, cortaron el listón de la Casa Mexiquense que está ubicada en el 3442 1/2 de la calle Wilshire. Está sede estará abierta de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. A su cargo se encuentra Andrea Nales.

“Parte del objetivo de la Casa Mexiquense es brindarle servicios a los paisanos como actas de nacimientos, constancias domiciliarias y de estudio, así como cédulas de identidad que sólo son expedidas por el estado de México y los municipios”, dijo el gobernador Ávila Villegas.

Añadió que otro de los planes es vincular aun más a los inmigrantes del estado de México con Los Ángeles en los temas culturales, artísticos y en el comercio. “Queremos más inversión en el estado de México pero también que vengan a invertir en Los Ángeles”, señaló. Adelantó que ha logrado que 1,000 estudiantes del estado de México vengan a estudiar a universidades de Estados Unidos.

Aunque el cónsul Sada estimó que el 5% de los inmigrantes mexicanos en Los Ángeles son del estado de México, es decir entre 150,000 y 180,000 de un total de 3.5 millones, la encargada de la Casa del Mexiquense, Andrea Nales, dijo que ahora recaban esa información para tener un conteo preciso. Hizo ver que también ofrecerán apoyo legal.

La Casa Mexiquense es la tercera que el gobierno de México abre en el país. En Houston y Chicago tienen otras dos. En Los Ángeles, hay diez estados mexicanos que han abierto casas que ofrecen servicios a sus inmigrantes como Durango, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Michoacán, Jalisco, Colima, Zacatecas y ahora el estado de México, comentó el cónsul Sada.

El gobernador Ávila entregó al alcalde Garcetti una bandera estadounidense elaborada por indigenas mexiquenses.