Editorial: El problema cultural de Peña Nieto

Se puede decir mucho sobre la referencia a la debilidad cultural que conduce a la corrupción

Es triste oír cuando el presidente Enrique Peña Nieto dice que la corrupción es una “debilidad cultural” y un “problema de orden humano” porque da entender que es poco lo que se puede hacer. Hay un tono de resignación que pesa mucho más que sus alabanzas a las leyes anticorrupción del Congreso.