La maternidad después de los 40

Como resultado de avances científicos y tendencias culturales, cada vez más mujeres se convierten en madres a una edad más avanzada
La maternidad después de los 40
Muchas mujeres vuelven a quedar embarazadas después de años de haber tenido a sus hijos.
Foto: Shutterstock

No existe una definición única, ni características particulares que puedan describir de manera comprensiva lo que significa ser mamá.

Madre es quien trae a un niño al mundo, pero también quien lo adopta y lo ama del mismo modo. Es quien se pasa la noche en vela, rescatándonos de altas temperaturas y pesadillas; quien se alegra con nuestros logros y nos consuela cuando la vida duele.

Las madres vienen en todas las razas, tamaños y edades. En las últimas décadas, como resultado de los avances de tratamientos de fertilidad y  tendencias culturales, entre otras cosas, la maternidad se ha extendido a edades impensadas décadas atrás.

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (cdc.gov), en 1963, de cada mil madres primerizas, 7 de ellas tenían entre 30 y 34 años de edad, y 2.6 tenían entre 35 y 39 años. En 2003, de cada mil madres primerizas, 28.6 mujeres tenían entre 30  34, y 10, entre 35 y 39 años de edad.

Abuela antes que madre

Estudios y estadísticas revelan historias de mujeres que deciden concentrarse en sus carreras y postergar la maternidad. Cada vez con más frecuencia, escuchamos casos sorprendentes de mujeres que por medio de inseminación artificial dan a luz incluso pasados los 50. Hay quienes reciben las historias con admiración, y quienes lo hacen con  rechazo.

Pero también existen muchos casos de mujeres que tienen hijos después de los 40 años, sin apelar a tratamientos de fertilidad, o incluso sin siquiera intentarlo, y que también  son víctimas de críticas y prejuicios. Selena Machado, de Los Ángeles, California, quién fue mamá de una niña a los 45 años, dijo que su embarazo la había tomado por sorpresa.

“Me enteré de que estaba embarazada una semana después de haberme convertido en abuela”, contó Machado, quien tiene dos hijas previas de 23 y 20 años. “Hacía años que ya no me cuidaba, nunca creí que volvería a tener hijos”, confesó.

Machado dijo que si bien durante su embarazo había recibido algunas críticas debido a la edad, también descubrió que había muchas mujeres en casos similares al suyo. “Es más común de lo que pensaba, pero la gente igual critica”, opinó.

No creas todo lo que escuchas

Cuando Jean M. Twenge, doctora y profesora de psicología de la Universidad estatal de San Diego, California, comenzó a considerar el camino de la maternidad, descubrió que mucha de la información disponible era infundada, o estaba desactualizada, y decidió interiorizarse en el tema. Su investigación la llevó a escribir The Impatient Woman’s Guide to Getting Pregnant, una guía para madres después de los 40 (www.impatientwoman.com).

La autora ofreció algunos ejemplos de información desactualizada, o no fundada en pruebas científicas, relacionada a la maternidad después de los 40.

“Probablemente hayas leído que la probabilidad, por ciclo, de que una mujer de 40 años quede embarazada es del 5%. Sin embargo nunca pude encontrar un estudio científico que lo confirme, ni ningún experto que sepa de dónde proviene dicha información”, indicó la experta.  Otra información que no ha sido científicamente comprobada es la especulación de que las mujeres que ya han tenido hijos son más fértiles que aquellas que nunca dieron a luz.

Twenge destacó un estudio  realizado a mujeres mayores de 40 que buscaban quedar embarazadas y que tenían por lo menos un hijo,  reveló que el 36% de ellas había quedado embarazada dentro de los 12 meses de dejar  de tomar pastillas anticonceptivas. Una de cada tres, quedó embarazada en los primeros tres meses y el 59%, al cabo de nueve meses. Al cumplirse los 18 meses, el 68% de las mujeres mayores de 40 habían quedado embarazadas, y al cabo de dos años, el índice subió a 78%.