Supervisores votarán sobre programa 287(g)

Se aprestan a debatir medida que otorga poderes migratorios a agentes del Sheriff en las cárceles de Los Ángeles
Supervisores votarán sobre programa 287(g)
Se aprestan a debatir continuidad de programa 287g en el condado de Los Ángeles.

Los supervisores del condado de Los Ángeles votarán el próximo martes sobre si debe seguir operando en sus cárceles el controvertido programa federal 287(g), dirigido a inmigrantes indocumentados que han sido condenados por delitos graves.
La votación sobre dicha iniciativa, promovida por los supervisores Hilda Solís y Mark Ridley-Thomas, se presentará siete meses después de que ese cuerpo legislativo aprobara extender la implementación de la medida que, no obstante, ha ido perdiendo fuerza en distintas jurisdicciones del país.
La propuesta de Solís y Ridley-Thomas aboga para que agentes de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) salgan de las cárceles angelinas y pide a los empleados del condado que dejen de cuestionar sobre del estatus migratorio de los reos.
“El programa 287(g) somete al condado a una innecesaria responsabilidad y ocupa recursos –incluyendo espacio y personal- que el condado necesita para conducir sus labores”, cita la moción.
Para los supervisores, tal estrategia ha minado la confianza de la comunidad “por enturbiar la distinción entre las funciones correspondientes a las agencias del orden locales y las agencias migratorias”.
También alegan que duplica esfuerzos con el Programa Prioritario de Aplicación de la Ley (PEP), reemplazo del criticado plan Comunidades Seguras y que inicia desde que la información de un preso entra en el sistema judicial, contrario a la medida 287(g), que lo hace durante el proceso de liberación.
“El que estos programa se duplican debería ser obvio”, subraya la moción, que menciona un estudio que realizó la Universidad de Illinois en 2013 y el cual concluyó que el 70% de los indocumentados que viven en los condados de Los Ángeles, Maricopa (Arizona) y otros acudían menos a las agencias policiacas si eran víctimas de un crimen por temor a que les cuestionaran su estatus migratorio.
“La misma dinámica ocurre en otras poblaciones de indocumentados”, agrega la moción. “Bajo el programa 287(g) no sólo los agentes de ICE se alojan en las cárceles del condado, sino que las funciones de ICE son realizadas por empleados del condado”, insiste.
Aunque los partidarios del programa han dicho que se trata de una herramienta fundamental para la seguridad pública ya que se dirige únicamente a los criminales más peligrosos.

ICE no comentó inmediatamente sobre esta propuesta.
Lo cierto es que se ha reducido la cantidad de agencias policiacas que han terminado su colaboración con dicho plan federal. En los últimos años bajó de 75 a 35, según cifras de ICE.