¿Está tu cuerpo preparado para procrear?

Una experta en salud femenina expone las recomendaciones clave para un embarazo (y un bebé) saludable
¿Está tu cuerpo preparado para procrear?
Para un embarazo y un bebé saludable es importante preparar el cuerpo antes.
Foto: Shutterstock

Toda mujer que desea ser mamá debe prepararse antes de quedar en cinta. Sin embargo, sólo 58 % de las mujeres latinas de este país en edad reproductiva preparan su cuerpo para la dulce espera.

El porcentaje, revelado en un estudio efectuado recientemente por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) y el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos (U.S. Public Health Service), preocupa a muchos expertos de la salud femenina que sirven a la comunidad hispanohablante de Estados Unidos. Ante ello, durante este mes de mayo –dedicado a festejar a las madres- se realiza una campaña de alerta que insta a las latinas a mantener su cuerpo preparado para la preñez.

Lista para la concepción

“Cuando se tiene un embarazo inesperado, la mujer no tiene su cuerpo preparado con los nutrientes que la alimentan a ella misma y que combaten los riesgos de que el bebé nazca con algún defecto congénito del tubo neural”, dice la doctora Elizabeth Yepez, ginecóloga y obstetra, con práctica en Chicago.

Para alistar el cuerpo para un embarazo planeado o no, la galena dice que lo primero que hay que hacer es “actuar como si ya se estuviera” en estado de gravidez.

“El seguir una alimentación balanceada, iniciar una rutina de ejercicio y dejar a un lado los hábitos que dañan la salud es vital para lograr un embarazo y bebé saludable”, dice Yepez, quien también es vocera de First Response.

Y es que como afirma la galena, los malos hábitos alimenticios no sólo causan obesidad sino también  infertilidad, al igual que lo hace el tabaquismo y alcoholismo.

“Muchas parejas no saben que si son fumadores tienen dos veces más posibilidades de tener problemas de infertilidad en comparación con las parejas que no fuman”, resalta la ginecóloga. “Tampoco saben que si la mujer está obesa tiene un alto riesgo de desarrollar diabetes [gestacional] o presión alta durante el embarazo y más probabilidad de tener el bebé por cesárea”.

Una cita médica antes de planificar 

Otra recomendación básica es hacer una cita de preconcepción con la ginecóloga. “Esta cita se debe hacer un año antes del plan de quedar en embarazo”, dice la experta en salud femenina. “Así la mujer tiene en orden todas sus vacunas al momento de quedar embarazada y tiene un claro conocimiento de su ciclo reproductivo y si ovula o no”.

Esta cita previa de preparación del cuerpo es vital para las mujeres que resultan con problemas en su ovulación, particularmente para aquellas que están en sus 30, ya que a partir de esta edad comienza a disminuir el índice de fertilidad en las féminas.

Ácido fólico

Seis meses antes de quedar en embarazo es “muy importante” empezar a tomar ácido fólico. “Los CDC recomiendan que las mujeres en edad fértil [o reproductiva], que viene siendo entre los 18 a los 45 años, incluyan en su dieta diaria 400 microgramos de ácido fólico”, detalla la experta.

Este suplemento vitamínico se encuentra (con la dosis recomendada) en las vitaminas prenatales y postnatales que hoy vienen hasta en forma de gomitas para conveniencia de las mujeres que se les complica ingerir pastillas, particularmente cuando están experimentando los vómitos que suelen presentarse en los primeros meses de la preñez.

Se estima que cada año en el país se presentan 3,000 embarazos afectados por casos de espina bífida o anencefalia, dos defectos congénitos del tubo neural que se genera por el cierre incompleto de la columna vertebral y el cráneo.

Según cifras de los CDC, las mujeres latinas tienen la tasa más alta de embarazos afectados por este tipo de defectos congénitos, por ello la importancia de que consuman ácido fólico si tienen planeado  quedar en embarazo.

Lo que debes hacer

Sigue estas recomendaciones básicas:

  1. Haz una cita con tu ginecólogo (a) y déjale saber tu deseo de querer ser madre.
  2. Cambia tus  hábitos alimenticios. Adopta una dieta saludable que prepare tu cuerpo con los nutrientes necesarios.
  3. Seis meses antes de la concepción, empieza a tomar ácido fólico (un tipo de vitamina B) que ayuda a prevenir los defectos del tubo neural (cerebro y medula espinal). Los CDC sugieren ingerir 400 microgramos por día.
  4. Haz ejercicio y sigue una estilo de vida saludable para edificar, desde antes de la concepción, la buena salud de tu futuro bebé.
  5. Visita a tu dentista antes de quedar embarazada para que te haga una revisión detallada de tu dentadura. Este examen es importante, ya que, con los fuertes cambios hormonales que se dan durante los primeros meses de la gestación del bebé, algunas mujeres  pueden presentar inflamación de las encías.