Casa Blanca: Detractores de alivios migratorios solo quieren “dejar correr el reloj”

Crecen las expectativas sobre inminente fallo del quinto circuito de apelaciones en Nueva Orleans
Casa Blanca: Detractores de alivios migratorios solo quieren “dejar correr el reloj”
Donald Graham, presidente de la empresa Graham Holdings, Cecilia Muñoz, y Walter Isaacson, presidente del Instituto Aspen.

Washington.- Al presidente Barack Obama sólo le quedan 19 meses en el poder y, a sabiendas, los detractores de los alivios migratorios sólo buscan “dejar correr el reloj” para impedir su implementación, afirmó este martes la asesora de política doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

Nadie sabe cuándo ni cómo se resolverá la demanda entablada en Texas por 26 estados contra los alivios migratorios pero, según Muñoz, la Casa Blanca está lista y dispuesta a llevar la lucha hasta el final.

“Los que entablaron la demanda (contra la Administración Obama) sólo están intentando dejar correr el reloj… pero nosotros esperamos plenamente poder implementar los alivios migratorios”, aseguró Muñoz durante una “cumbre” del Instituto Aspen.

El Congreso de EEUU, bajo control republicano, mantiene en el congelador una reforma migratoria que legalice a la población indocumentada.

Según Muñoz, el país apoya “de forma abrumadora” la reforma migratoria y “lo que tenemos es un problema político en el lado republicano”.

La reforma migratoria quedó sepultada en la 113 sesión legislativa después de que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, se negase a someterla a voto pese a que la iniciativa tenía los 218 votos necesarios para su aprobación.

Boehner “no estuvo dispuesto a soportar los gritos que vendrían de una minoría de su grupo legislativo”, explicó Muñoz.

En enero de 2014, Boehner delineó los “principios migratorios” de su partido pero, en la nueva sesión legislativa, el asunto no se ha movido un ápice.

Muñoz hizo esas declaraciones durante la “cumbre” inaugural del Programa Latinos y Sociedad del Instituto Aspen, que congregó a funcionarios de la Administración Obama, académicos y empresarios, para analizar formas de impulsar la agenda de la comunidad latina.

Mónica Lozano, presidenta del programa, afirmó que el avance de los latinos es una “inversión en el éxito futuro” de EEUU, tomando en cuenta que, según proyecciones demográficas, los latinos conformarán el 26% de la población total para 2050.

En declaraciones a este diario, Walter Isaacson, presidente del Instituto Aspen, dijo que la reforma migratoria tiene apoyo bipartidista en el Congreso, “la mayoría de los legisladores entiende esta necesidad, pero hace falta voluntad política”.

Cecilia Muñoz

Compás de espera en dos tribunales

Aunque el tribunal del quinto circuito de apelaciones en Nueva Orleans (Luisiana) no está ceñido a un cronograma, se prevé que en cualquier momento se pronuncie sobre la solicitud del Departamento de Justicia de permitir la puesta en marcha de los alivios migratorios.

Por separado, ese tribunal escuchará el próximo 6 de julio los argumentos orales sobre los méritos del dictamen del juez federal en Brownsville (Texas), Andrew Hannen, que el pasado 16 de febrero suspendió temporalmente los alivios migratorios, dos días antes de que entrasen en vigor.

Los alivios migratorios incluyen una ampliación del programa de “acción diferida” para “Dreamers” (DACA) y uno similar para adultos conocido por su sigla en inglés como “DAPA”.

En paralelo a lo que ocurra en Luisiana, Hannen estudia si la Administración Obama engañó al tribunal al emitir miles de permisos de trabajo antes de su dictamen, y también debe pronunciarse al respecto.

Al parecer, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) también emitió unos 2,000 permisos de trabajo después del dictamen de Hannen, aunque se desconoce si éstos se cruzaron en el correo y sólo fueron otorgados a aquellos “Dreamers” amparados al DACA de 2012.

Consultado por este diario, un funcionario de alto rango del DHS, que pidió el anonimato, dijo hoy que el asunto ha sido referido al Inspector General para que investigue en qué condiciones se emitieron esos permisos y cuáles serían las medidas correctivas.

Una vez puestos en marcha, los alivios migratorios –que también cuentan con el apoyo de una vasta coalición pro-inmigrante en los tribunales- suspenderían la deportación durante tres años a cerca de cinco millones de indocumentados, que además podrían solicitar licencias de conducir, tarjetas de Seguro Social y otros beneficios donde se permitan.

Los gobernadores de Texas, Luisiana, Nueva Jersey y Dakota del Sur presentaron hoy ante el tribunal de Nueva Orleans un documento de apoyo a la demanda de los 26 estados contra los alivios migratorios, siguiendo la pauta de los congresistas que el lunes hicieron lo mismo con un documento similar.

Alrededor de 112 líderes republicanos de ambas cámaras del Congreso, incluyendo los senadores y precandidatos republicanos Ted Cruz, de Texas, y Marco Rubio, de Florida, presentaron el documento legal conocido como “amicus brief”.

El argumento de los conservadores es que las acciones ejecutivas de Obama son un abuso del poder y violan la Constitución, y el tribunal debe anularlas.