NCLR ofrece guía a candidatos presidenciales que quieran el voto latino en 2016

Washington.- Faltan 545 días para los comicios generales de noviembre de 2016, pero el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) emitió este martes una “hoja de ruta” sobre las prioridades de la comunidad latina que, a su juicio, ayudará a decidir la victoria o derrota de los candidatos presidenciales.
Aunque la agenda, de unas 30 páginas, está dirigida principalmente a los líderes del Congreso de EEUU, ésta también supone un recetario que ningún candidato presidencial debe ignorar de cara a los comicios generales de noviembre de 2016.
Tomando en cuenta que los latinos conforman uno de los bloques electorales de mayor crecimiento en este país –suman 25 millones de votantes elegibles-, los expertos aseguraron durante un panel que los candidatos que hagan caso omiso a las prioridades de la comunidad hispana lo harán arriesgando el apoyo latino en las urnas.
Eric Rodríguez, vicepresidente de NCLR, afirmó que no bastará que los políticos pronuncien buenos discursos porque los votantes latinos estarán atentos a sus acciones.
Según una encuesta de Latino Decisions realizada en víspera de los comicios de noviembre de 2014, la inmigración, la economía, la educación y el cuidado de salud son, en ese orden, los asuntos de mayor prioridad para los votantes latinos, y aunque los latinos se decantan más por los demócratas, ningún partido tiene asegurado su apoyo.
En ese sentido, Arkadi Gerney, analista del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP, en inglés), lamentó que los republicanos, en general, se opongan no solo a los alivios migratorios sino también a un aumento al salario mínimo e insistan en anular la reforma de salud de 2010, pese a que están a tiempo de revertir la marcha y registrar avances en estos asuntos.
En general, las encuestas demuestran que la mayoría de los latinos desconfía de que el Partido Republicano vaya a luchar por sus intereses, sobre todo por la retórica anti-inmigrante de algunos conservadores.

Lista de deseos

La agenda latina divulgada hoy por NCLR supone un plan de acción tanto para el Congreso como para los aspirantes presidenciales en 2016:
Derechos civiles y justicia criminal.- Se requieren medidas para proteger el derecho al voto de las minorías, combatir la discriminación, y reducir las desigualdades socioeconómicas que afectan desproporcionadamente a los hispanos.
Más y mejores empleos.– Los latinos han logrado avances, incluyendo una reducción de la pobreza, pero NCLR pide ampliar las oportunidades económicas, entre éstas un aumento del salario mínimo a $12,50 la hora para 2020, y hacer permanentes los créditos tributarios para familias con niños.
Acumulación de riqueza.- Los políticos deben promover un mejor acceso de los latinos a servicios y productos financieros; la protección de las pensiones para jubilados; ampliar el acceso al crédito y protección contra prácticas discriminatorias en el sector financiero.
Educación.- NCLR pide medidas que amplíen el acceso a las oportunidades educativas para los hispanos, incluyendo programas para el aprendizaje del inglés, programas preescolares y mejoras a la educación secundaria.
Salud.- Pese a sus logros tras la reforma de salud de 2010, los latinos siguen siendo el grupo con mayor tasa sin cobertura médica, por lo que NCLR pide continuar la promoción de “Obamacare” entre los latinos, y medidas que mejoren su acceso a servicios bilingües y de alta calidad. También recomienda políticas que incrementen la ayuda alimentaria para niños de bajos recursos.
Inmigración.- La negativa del Congreso de aprobar una reforma migratoria ha afectado principalmente a los hispanos, y NCLR renovó su apoyo a una reforma “eficaz” para los 11 millones de indocumentados, que fortalezca la economía, beneficie a los trabajadores y mantenga la unificación familiar.

El documento insta a los políticos a frenar cualquier esfuerzo por bloquear, desmantelar o privar de fondos los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama en noviembre pasado y que ahora son eje de una batalla en los tribunales.