California quiere proteger la privacidad en línea de sus muertos

El Acta de Opciones y Expectativas Privadas Después de la Muerte crea reglas y procedimientos para que los herederos puedan manejar los mensajes privados de sus difuntos

Alguna vez ha cruzado por su mente qué sucedería con la información privada que tiene en sus cuentas en las redes sociales de Internet, en caso de fallecimiento. Es probable que no, pero la Asamblea de California ha comenzado a tomar cartas en el asunto ante el crecimiento vertiginoso que registra la comunicación digital, sin que haya ningún estatuto legal en vigor para proteger los mensajes privados de quienes pierden la vida.

Con 79 votos a favor y cero en contra, los asambleístas de California votaron a favor de establecer un marco que proteja la información privada en las redes sociales digitales de quienes se nos adelantan en el camino.

“California debe liderar y guiar a otros estados en esta importante área de política. Se han dado varios intentos a nivel nacional para crear un modelo que atienda este asunto. Al aprobar la AB691, California tiene una oportunidad de tomar control, y asegurar la privacidad del consumidor en el siglo 21”, dijo el asambleísta demócrata de Whittier, Ian Calderón, autor de la medida.

La AB691 busca dar protección a las personas que comparten mensajes privados con los fallecidos, así como las opciones privadas de estos últimos.

Calderón tuvo la idea de presentar esta medida debido al constante aumento de las redes sociales, y a la preocupación por saber qué pasa con las comunicaciones privadas de las personas después de que mueren.

Una encuesta reciente indica que el 70% de los estadounidenses quieren que sus comunicaciones en Internet permanezcan en la intimidad después de que mueran, a menos que haya consentimiento previo a otros para tener acceso.

La medida va hacia el Senado de California para ser votada por los diferentes comités y luego en el pleno, pero dado que no tiene oposición, y sí muchos respaldos, se pronostica que no tendrá problemas para convertirse en ley.