Mutilados por la Bestia en cruzada contra la deportación

Buscan llegar a la Casa Blanca para pedirle al presidente Obama que pare las deportaciones
Mutilados por la Bestia en cruzada contra la deportación
Un grupo de diez inmigrantes hondureños mutilados de sus piernas por el tren carguero mexicano conocido como La Bestia recorren Estados Unidos con la meta de llegar a la Casa Blanca y pedirle al presidente Obama que pare las deportaciones.

Un grupo de diez inmigrantes hondureños mutilados de sus piernas por el tren carguero mexicano conocido como La Bestia recorren Estados Unidos con la meta de llegar a la Casa Blanca y pedirle al presidente Obama que pare las deportaciones.
Venimos en representación de más de 700 hondureños mutilados por el tren en México cuando intentábamos venir a este país”, dijo Normán Saúl Varela quien junto con Freddy Omar Vega y Jeremías Gámez, fueron víctimas de La Bestía. Los tres perdieron sus piernas al ser aplastados por las ruedas del también llamado tren de la muerte para los inmigrantes. Tras la desgracia, fueron deportados por México a Honduras. Pero ya discapacitados, lograron entrar al país en marzo. Llegaron a Texas, y pidieron asilo.
“Salimos desde el 25 de febrero de Honduras. Hemos venido en bus, a pie y en balsa. Estuvimos un mes detenidos en Pearson, Texas”, narra Varela.
Pablo Alvarado de la Red Nacional de Organización de los Jornaleros (NDLON ), explica que, ya detenidos en Texas, les consiguieron abogados para que pelearan por asilo.
“En total, salieron 17 hondureños, 4 se quedaron en México, 13 lograron llegar a la frontera, 3 firmaron la deportación voluntaria, y 10 pelearon para quedarse. Tienen cita para su asilo en 2019”, comenta.
Alvarado dice que los apoyan porque no hay mejor mensajero que quien ha vivido las vicisitudes del camino.
Norman Saúl, de 46 años y quien es vicepresidente de la Asociación de Inmigrantes Retornados con Discapacidad de Honduras El Progreso y Oro, perdió su pierna en 2005 en Villahermosa, Tabasco, México.
“Estaba el tren parado, habíamos cinco compañeros abajo, y llegaron varios agentes de migración y policías, uno de ellos quiso abrazar a cinco hombres para llevarnos a prisión, no pudo, yo caí debajo del tren, y perdí mi pierna”, cuenta este hombre quien dejó esposa y cuatro hijos en Honduras.
Freddy Omar Vega de 35 años perdió su pie izquierdo en 2006 cuando en San Luis Potosí, trató de montarse al tren que iba a toda velocidad y cayó.
“Yo era albañil en Honduras y cuando me regresaron, nadie me quiso dar trabajo. Allá hay mucha pobreza y no hay empleos. Y como discapacitados somos discriminados, no tenemos derechos“, dice este inmigrante, padre de cinco hijos.
Jeremías Gámez de 42 años, perdió las dos piernas en 2006, en Tenosique, Tabasco. “Salimos a toda carrera cuando venía el tren. Me sentí seguro, pero no alcancé a poner el pie cuando el tren me chupó. Sólo me acordé de Dios, y de mis cuatro hijos que había dejado abandonados. Yo solo quería venir aquí para ayudar a mi familia”, platica.
De oficio campesino en Honduras, dice que ya sin piernas, decidió venir con el grupo de hondureños discapacitados para llevar su mensaje a la Casa Blanca y pedir que no los deporten no sólo a ellos sino a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país.
“La emigración de hondureños sigue muy fuerte y son cientos los que regresan mutilados. Salen porque cada vez hay más pobreza, más violencia, por huir de la delincuencia. Y al subirse a la Bestia, uno expone su vida, puede caerse y quedar lisiado, ser secuestrado o bajado a garrotazos, si no tiene para pagar a las bandas de delincuentes, una cuota de cien dólares”, narra Gámez.

Çómo ayudarlos:

Si quiere ayudar al grupo de inmigrantes hondureños dispacitados que han llegado a Estados Unidos, para que viajen a Washington D.C y juntarse con el presidente Obama, puedes hacer una donación a través de Paypal, al correo electrónico, amiredis@raicestexas.org, o enviar un cheque por correo a la organización no lucrativa: Raices, atención a Accounting, 5121 Crestway Dr. Suite 105, San Antonio, Texas, 78239