Californianos pagarán el precio por derrame de Santa Bárbara

Declaran emergencia para que el estado pueda movilizar todos sus recursos disponibles para responder al desastre y la limpieza
Californianos pagarán el precio por derrame de Santa Bárbara
De convertirse en ley, la propuesta SB350 del senador Kevin de León, se ordenaría reducir el consumo de petróleo en un 50% para 2030.

La ruptura de un oleoducto en la costa de Santa Bárbara que se estima derramó más de 100,000 galones de petróleo, pasará la factura a las comunidades de California, al poner en riesgo la fauna, especies en extinción, y contaminar playas que atraen a gente de todo el mundo.

Por lo pronto, ya ha acabado con la vida de un número indeterminado de langostas, y otras especies marinas. Un puñado de pelícanos atrapados por la mancha de petróleo logró ser rescatado.

El Departamento de Parques y Recreación cerró las playas estatales Refugio y El Capitán; mientras que el Departamento de Pesca y Fauna clausuró pescaderías y prohibió la captura de peces, moluscos y mariscos en el área.

“Estos derrames son un recordatorio de que las compañías petroleras cometen errores, y que son los californianos y nuestras comunidades quienes pagan el precio”, dijo Tom Steyer, activista del medio ambiente.

Es momento, indicó, de hacer responsable a las compañías petroleras, demándarles un trato justo, y la aprobación de políticas que reduzca la dependencia de California en combustibles como el petróleo, el carbón y el gas natural.

Los ambientalistas tienen aún muchas preguntas en torno al tóxico derrame: quieren saber cuál es el tamaño, por qué no hay un cierre automática del oleoducto, y por qué las primeras respuestas no tuvieron éxito para detener el flujo de aceite crudo a las frágiles aguas del canal de Santa Bárbara y sus costas.

El director del Centro de Defensa del Medio Ambiente, Owen Bailey dijo que la región impactada con el desborde de petróleo es hogar de una increíble variedad de vida salvaje incluyendo numerosas especies de ballenas en extinción y una icónica costa.

“Necesitamos darnos cuenta que al permitir estas operaciones petroleras en nuestros más sensibles medio ambientes, inevitablemente conducirán a derrames de aceite, el accidente más predecible”, añadió.

Señaló que van a monitorear las operaciones de limpieza del derrame, pero al mismo tiempo van a tratar de prevenir que no se lleven a cabo los proyectos de expansión en proceso, porque con las perforaciones petroleras, los accidentes no están en duda, sino cuándo van a ocurrir.

Las causas del derrame están bajo investigación. “La tubería de petróleo que explotó cargaba 1,300 barriles por hora, abajo de su capacidad de 2,000 barriles, dijo a los reporteros Rick McMichael, de la compañía Plains All American Pipeline. El portavoz reportó que hasta hoy habían limpiado de petróleo 7,770 galones de agua del océano.

LEE ADEMÁS:
Oleoducto vierte miles de galones de petróleo a costa de California
Declaran estado de emergencia por derrame de petróleo en Santa Barbara (video)
Inicia investigación por derrame de petróleo en Santa Barbara

Estado de emergencia en marcha

El gobernador Jerry Brown declaró la emergencia en el condado de Santa Bárbara debido al impacto del derrame de petróleo en la playa estatal Refugio.

“Esta proclama de emergencia elimina la burocracia y ayuda a que el estado movilice todos los recursos disponibles”, dijo el gobernador Brown. “Haremos todo lo necesariamente posible para proteger la costa”, precisó.

Ayer mismo, se enviaron cuadrillas de trabajadores estatales, expertos en servicios de emergencia, derrames de combustible, fauna y medio ambiente para laborar junto a los grupos de primera respuesta del condado de Santa Bárbara y las agencias federales.

El trabajo se enfoca en limpiar la costa de los materiales peligrosos y proteger el hábitat sensible como pájaros y otras especies en extinción.

Equipos altamente entrenados de la Oficina de Prevención y Respuesta de Derrames del Departamento de Pesca y Fauna de California (OSPR) laboran muy de cerca con expertos y científicos de la Guarda Costera, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y la Red de Cuidado de la Fauna afectada por los derrames para atender el impacto ambiental.

El estado ha enviado seis botes especiales, tres naves de 65 pies y cuadrillas de a pie para asistir con los esfuerzos de limpieza que se tomarán varios meses.