Más fondos para los bomberos, policías y banquetas de Los Ángeles

El concejo de Los Ángeles aprobó el presupuesto de la ciudad para el 2015-16
Más fondos para los bomberos, policías y banquetas de Los Ángeles
El presupuesto destina 31 millones de dólares para la reparación de banquetas en la ciudad.

@aracelimartinez

Después de tres semanas de juntas y diálogo con la comunidad, el Concejo de Los Ángeles aprobó un presupuesto por casi 8,600 millones de dólares para el año fiscal 2015-16, un aumento de 6% con relación al año pasado, que pone énfasis en la seguridad pública y los bomberos.

“La más importante mejora en este presupuesto son los fondos adicionales para el Departamento de Bomberos por un 10 por ciento. Es un enorme avance para la seguridad pública, nos va ayudar a mejorar los tiempos de respuesta con avances tecnológicos y salvar vidas”, dijo el concejal Paul Krekorian, presidente del comité de presupuesto de la Ciudad de Los Ángeles.

“Hemos destinado recursos para contratar 270 nuevos bomberos“, añadió.

En total, el plan de gastos destina 55 millones de dólares para los apagafuegos.

 

Reservas para tiempos de ‘vacas flacas’

Los concejales también establecieron el más grande fondo de reserva que se haya tenido en la historia de la ciudad.

“Hemos puesto 313 millones de dólares para lo inesperado“, dijo el presidente del Concejo, Herb Wesson.

El presupuesto destina 4.1 millones de dólares para limpiar las calles y callejones; agregar 1,200 botes de basura alrededor de la ciudad; 1 millón de dólares para el mantenimiento de los sanitarios de los parques y aumentar la poda de árboles en 50%.

Destina además 4.5 millones de dólares para comprar 7,000 videocámaras para los uniformes de los policías y en sus patrullas.

Asigna 5.5 millones de dólares para programas antipandillas y 567,000 dólares para ampliar los programas de respuesta al abuso doméstico en las estaciones de policía.

En respuesta a un acuerdo legal para cerrar varias demandas entabladas por residentes discapacitados y sus defensores, la ciudad destinará 31 millones de dólares para reparar banquetas y hacerlas más transitables.

También destaca la asignación de 10 millones de dólares a un fondo de vivienda accesible para construir casas para los residentes de bajos ingresos.

El presupuesto asume que los ingresos por impuestos a la propiedad, las ventas y hoteles aumentarán 5.5% este año; y que 200,000 trabajadores de la ciudad estarán de acuerdo en que no les aumenten sus salarios, y en pagar más por sus seguros de salud. Eso aún cuando las negociaciones con los sindicatos han avanzado muy lento, desde que los contratos terminaron el año pasado.

El alcalde Eric Garcetti consideró el presupuesto aprobado por los concejales como balanceado, porque dijo, “establece una reserva alta sin precedente, hace inversiones prudentes donde más se necesitan, servicios, infraestructura y empleos”.