Yankees honran a Bernie Williams

Los 'Bombarderos' retiran este domingo el #51 del jugador puertorriqueño
Yankees honran a Bernie Williams
Bernie Williams deja un gran legado con la novena neoyorquina. /GETTY IMAGES

Bernie Williams tiene su día especial en El Bronx este domingo. Los Yankees honran al ex jardinero puertorriqueño que les ayudó a ganar cuatro de los últimos cinco trofeos de Serie Mundial  retirando su No. 51 y develando una placa en Monument Park.

Después de Mariano Rivera, Bernie es el segundo pelotero hispano que los Yankees honran de esa manera. El 22 de agosto, Jorge Posada será el tercero.

En febrero, los Yankees anunciaron también que el 23 de agosto retirarán el No. 46 de  Andy Pettitte y le darán su -placa en Monument Park, un sitio reservado para los inmortales de la franquicia más ganadora de Grandes Ligas, con 27 títulos de Serie Mundial.

El homenaje a Bernabé Williams Figueroa Jr., tendrá lugar una hora antes del cierre de la serie contra los Texas Rangers, con el primer lanzamiento fijado para las 8:05 de la noche.

El patrullero nacido en San Juan será inmortalizado  junto a figuras legendarias que defendieron el jardín central de los Yankees, como Joe DiMaggio (No. 5) y Mickey Mantle (No. 7).

No estará en el Salón de la Fama de Cooperstown, pero es innegable el aporte de Bernie a la dinastía de la franquicia entre 1996-2000, cuando los Yankees ganaron cuatro “Clásicos de Otoño”.

Casi siempre se ha hablado de los “cuatro pilares” en esa dinastía, en referencia a Rivera, Derek Jeter, Posada y Pettitte, sin dar crédito al aporte de Williams.

En abril, cuando Bernie firmó oficialmente su retiro —aunque su último juego en Grandes Ligas fue en 2009— el gerente general de los Yankees, Brian Cashman aclaró que Bernie era parte de los “Cinco Fantásticos”, refiéndose a los cinco jugadores que salieron de las ligas menores de la franquicia y que contribuyeron al éxito del equipo. Bernie estuvo ausente sólo de la Serie Mundial de 2009.

Firmado por los Yankees el 13 de septiembre de 1985, el día que cumplía 17 años, fue llamado al equipo grande  en julio de 1991, a reemplazar al lesionado Roberto Kelly. Conectó su primer hit el 7 de julio ante el cerrador de los Orioles, Gregg Olson.

Durante sus primeros ocho años en las Mayores, el jardinero boricua fue clave para que el equipo volviera a la postemporada, después de 13 años de ausencia; en ese período bateó para .321.

En 1995 empezó a deslumbrar, con promedio de bateo de .307, cifra que subió a .429 en la memorable serie de campeonato de la Liga Americana que los Yankees perdieron ante los Marineros de Seattle.

En 1996, cuando los “Bombarderos” de El Bronx ganaron su primera Serie Mundial en 18 años, Williams bateó para .305, con 29 jonrones y 102 impulsadas. En la postemporada su promedio de bateo subió a .345 y aportó con seis batazos de vuelta completa. Fue declarado el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, contra los Orioles.

El éxito de Bernie continuó en los siguientes títulos del único equipo que defendió. Con 80 impulsadas, es líder en esa categoría en Grandes Ligas en playoffs; segundo en hits (128), carreras (83), dobles (29), jonrones (22) y total de bases (223). En todas esas categorías está detrás de Jeter, con excepción de jonrones, en que el líder es Manny Ramírez, con 29. Pero Jeter tuvo 734 turnos al bate en playoffs, contra 545 de Bernie.

Desde este domingo, una placa de Bernie Williams estará cerca de la del “Boss” George Steinbrenner, quien trató en más de una ocasión de que canjearan al patrullero boricua.

Bernie recibirá el mismo protocolo usado por los Yankees para rendir tributo a Mariano Rivera y Derek Jeter en los dos años anteriores: usarán gorras con un parche con la imagen del ex guardabosques puertorriqueño.

Es bueno saber que:

Bernie conectó su primer hit en Grandes Ligas el 7 de julio de 1991, ante el cerrador de los Orioles, Gregg Olson.
Su primer jonrón llegó una semana después, el 14 de julio de 1991, ante el zurdo Chuck Finley, de los Angelinos.
Ganó su primer título de bateo de la Liga Americana en 1998, conectando para .339 durante esa campaña.
En 1998, Bernie se convirtió en el primer jugador de Grandes Ligas en ganar un título de bateo, Guante de Oro y anillo de Serie Mundial en la misma temporada.
En la historia de los Yankees, es el líder de jonrones en postemporada con 22.
Los 204 hits de Bernie en 2002 fijó un récord para un bateador ambidextro de los Yankees en una campaña.
En nueve de sus 16 temporadas, Bernie conectó 150 o más hits.
En ocho campañas consecutivas (1995-2002) bateó para promedio de .300.
Entre 1996-2002, Bernie impulsó 100 carreras o más.
Los 173 hits en 1995, fue la mayor cifra de un jugador de Yankees.
En 1997, 1998 y 2002, Williams fue líder de bateo de los “Mulos” de El Bronx.
Durante tres temporadas consecutivas (1994-1996), Bernie fue el mayor anotador de carreras de los Yankees.
En su debut en las Mayores impulsó dos carreras en la derrota de los Yankees ante los Orioles.
En su último juego en Grandes Ligas, Bernie se fue de 1-1 con un doblete como bateador emergente.
El 51 fue único número que usó durante los 16 años de su Carrera.