Andrey Amador: el ciclista de Costa Rica que sorprende en el Giro de Italia

Es el primer costarricense –y centroamericano- en montarse a una posición de podio de una las tres carreras consideradas grandes: la Vuelta a España, el Giro de Itaia y el Tour de Francia
Andrey Amador: el ciclista de Costa Rica que sorprende en el Giro de Italia
Andrey Amador es el primer costarricense en ubicarse en el podio de una carrera grande. Foto: Movistar Team
Andrey Amador es el primer costarricense en ubicarse en el podio de una carrera grande. Foto: Getty Images
Andrey Amador es el primer costarricense en ubicarse en el podio de una carrera grande. Foto: Getty Images

En 2011 el ciclista costarricense Andrey Amador Bikkazakova corrió las 21 estapas de un tour de Francia con un tobillo hinchado.

Meses antes se había roto la clavícula. Muchos lo habían deshauciado. Pero el insistió.

Este año ocurrió algo similar: hasta la etapa de este domingo en el Giro de Italia, Amador cabalgaba en la posición número 15, que ya era una clasificación histórica para él.

Sin embargo, fiel a su estilo, Amador insistió.

Ese día sorprendió con una impresionante presentación en la contrarreloj individual de 59.4 kilómetros entre Treviso y Valdobbiadene que lo ubicó en el tercer lugar de la clasificación general de una las principales carreras de la temporada.

Es el primer costarricense –y centroamericano- en montarse a una posición de podio de una las tres carreras consideradas grandes: la Vuelta a España, el Giro de Itaia y el Tour de Francia.

“Es un orgullo poder estar compitiendo junto a personas como Alberto Contador (actual líder), que es un gran ciclista. Estamos muy contentos por cómo nos ha ido en la carrera”, le dijo Amador a BBC Mundo desde Italia.

Sin embargo, el costarricense es consciente de que todavía falta mucho, aunque medios como la Gazzeta dello Sport ya lo califican como “la gran sorpresa del Giro“.

“Yo creo que la clave ha sido que le hemos metido muchas ganas, que disfruto mucho lo que hago y creo que eso es fundamental para estar en esta posición”, explicó el ciclista centroamericano.

Europa es el camino

Amador, quien nació en la ciudad de San Ramón de Alajuela en 1986 y tiene ascendencia rusa, es tal vez el ciclista más destacado de su país y uno de los pocos que han ganado una etapa en una de las carreras consideradas mayores en todo el continente.

Pero no siempre fue corredor de pista: también probó en mountain bike o todoterreno.

“Comencé ganando algunas carreras en Costa Rica de BTT (bicicletas todo terreno) y ahí me di cuenta que me gustaba mucho la bicicleta”, dijo.

Sin embargo, a pesar de la vocación deportiva de Costa Rica, no había allí una gran tradición de ciclistas. Amador habló con José Adrián Bonilla, un compatriota suyo quien compitió en el equipo español Kelme.

“Él me dijo ‘tienes que venir a Europa, para probar suerte. A ver cómo te va’”, contó.

Y Amador le hizo caso. En 2007 viajó a España donde participó en varias carreras como amateur y después de varias victorias en carreras alrededor de Europa se convirtió en profesional en 2009.

Pero no sería un camino fácil hasta este momento en que sorprendió a todos desde Italia.

Sorpresiva recuperación

Si algo ha tenido Amador en su carrera han sido obstáculos por superar.

En 2011, ya corriendo con su actual equipo –el Movistar Team–, fue seleccionado para participar en el Tour de Francia, lo que sería un hito en el ciclismo de la región: el primer costarricense y centroamericano en hacerlo.

Sin embargo, meses antes se fracturó la clavícula. Pero no se rindió y se recuperó a tiempo para participar en la “grande boucle” francesa.

No duró mucho: en la primera etapa, se lesionó el tobillo durante una caída cerca de la meta.

El sueño parecía acabarse, pero de alguna manera (milagrosa), Amador logró recuperarse, volver a la ruta y terminar la carrera hasta la última etapa.

“No hacía falta ser médico para ver que necesitaba casi un milagro para seguir en carrera. Pero se nota que esta es una gente de madera especial”, le dijo a los medios en ese entonces Jesús Hoyos, director médico del equipo español.

Aunque terminó en la posición 116, hasta el propio Team Movistar destacó la entrega de Amador en un artículo en su página oficial que tituló: “El Tour en un tobillo“.

“Mejor último que haberme ido para casa el primer día, porque eso me hubiera dejado muy mal sabor de boca” explicó en aquel entonces.

Ganar el Giro

Este año su equipo llegó al Giro de Italia sin un capo definido, debido a que el colombiano Nairo Quintana –quien se quedó con la “maglia rosa” de la edición del año pasado– está concentrado en su participación en el Tour de Francia.

“Eso nos dio más libertad durante la carrera, porque no teníamos un líder definido, sino que los resultados nos iban indicando la estrategia”, explicó Amador a BBC Mundo.

Lo cierto es que ahora las fuerzas del Team Movistar están concentradas en mantener el tercer lugar y apostar a desbancar a Alberto Contador del primer puesto.

“Es verdad que la carrera se ha vuelto un poco peligrosa con el tema de las caídas, pero también somos bastante profesionales”.

La conversación no puede evitar una pregunta: ¿quiere quedarse con la camiseta rosada o proteger este tercer lugar?

“No, yo quiero ganar la carrera. No hay nada imposible, aunque sabemos que es muy difícil, pero hay que estar ahí… Tampoco es algo que esté pegado al cielo”, insistió el costarricense.