Editorial: Derrota para los inmigrantes

Los millones de inmigrantes que se habrían beneficiado de las acciones ejecutivas sobre inmigración del presidente Obama deberán esperar aún más para empezar sus trámites  debido al fallo del Quinto Tribunal de Apelaciones, que mantiene congeladas las órdenes presidenciales hasta que se resuelva su constitucionalidad. La politiquería volvió a ganar.

El fallo de apelaciones ratificó la decisión del juez de distrito Andrew Hanen, quien dijo que Texas podía presentar una demanda contra el gobierno federal porque iba a sufrir pérdidas al implementarse la ampliación del programa DACA y DAPA. Una veintena de estados, todos con gobernadores republicanos, aprovecharon a sumarse a la demanda.

El debate nacional sobre inmigración y las acciones ejecutivas ha sido principalmente político; la decisión del panel de jueces no se mantuvo al margen de estas consideraciones.

Los jueces Jerry Smith y Jennifer Elrod, dos de los tres jueces que integraron el panel, aceptaron el argumento de Texas que iba a sufrir un daño económico si estaba obligado a dar licencias de conducir a indocumentados beneficiarios de DAPA. Los magistrados rechazaron el argumento sobre todos los beneficios económicos que representa la incorporación de los indocumentados – no por ser falsos- sino por considerarlo muy alejado del tema del costo de las licencias.

En cambio el argumento del juez disidente, Stephen Higginson, demolió las interpretaciones de sus colegas punto por punto. Al final de su comentario, el magistrado reconoció lo obvio, “la naturaleza política de esta disputa”.

Los caminos a seguir ahora son varios, puede ser la Corte Suprema u otros de apelaciones. Se puede seguir disputando si los 26 estados tienen jurisdicción para para oponerse a las órdenes ejecutivas o ir directamente a discutir si estas acciones son constitucionales. Ésa es una decisión para la Casa Blanca.

Mientras tanto, millones de personas miran impotentes cómo su futuro se bambolea entre los legalismos y la politiquería. Estos inmigrantes son la cara detrás de las órdenes ejecutivas; son los individuos que integran las cifras.

Hoy pueden celebrar tanto Texas, como los estados que se unieron a su demanda, como los 185 congresistas republicanos que escribieron a favor de ella y los precandidatos presidenciales que prometieron eliminar las acciones de Obama. Este es otro día triste para la comunidad latina porque ayer ganaron los quieren deportar a sus familiares.