La “guerra” de los taxis en la capital mexicana

Dicen estar en desventaja porque las unidades de Uber y Cabify no pagan los 7,500 dólares por el permiso de placas al gobierno
La “guerra” de los taxis en la capital mexicana

México.-  A la Ciudad de México la mueven los taxistas que este miércoles llevarán al gobierno de la Ciudad de México a una mesa de “análisis” y “diálogo” sobre qué hacer en contra de Uber y Cabify, dos compañías que prestan servicios de transporte con placas particulares, sin taxímetro ni seguro para viajero, pero que se vende como una opción “de lujo”.

El lunes, cientos de taxistas se volcaron a las principales avenidas en una inusual marcha de coches encaminados con un fin: descontrolar el tráfico para presionar a la Secretaría de Movilidad a poner un alto a las dos empresas.

Tanto Uber como Cabify cuentan con simpatías en las clases altas por la calidad en sus servicios que se solicitan por internet con cargo a tarjeta de crédito. Incluso el diputado local Fernando Rodríguez, del Partido Acción Nacional (PAN) salió en su defensa.

“Es una opción segura, económica y honesta”, dijo. “En cambio, todos hemos tenido una historia de abuso en una unidad de taxi: desde taxímetros alterados, prepotencia de conductores, falta de higiene y de mantenimiento en vehículos”.

Los taxistas inconformes dicen estar en desventaja porque las unidades de Uber y Cabify no pagan los 7,500 dólares por el permiso de placas al gobierno, ni están obligadas a pintar el auto para identificarse con los colores establecidos para este servicio. Tampoco pasan una revista vehicular ni tiene tarifas reguladas sino que cobran discrecionales montos.

CRÓNICA DE MÉXICO

“Uno podría decir que los taxis de Uber son simple y llanamente taxis piratas”, dijo Andrés Lajous, especialista en Planeación Urbana por el Instituto Autónomo de Massachusetts.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, adelantó que en las mesas de discusión de las próximas horas “ se escucharán las voces de todos” para construir una propuesta.

Hasta ahora, el término medio a los servicios de Uber y los taxis destartalados a los que se refiere el diputado Rodríguez lo constituyen aplicaciones de internet que ofrecen estándares de calidad medios y altos pero con asociaciones de taxistas establecidos.

Alrededor de dos millones de personas utilizan diariamente servicios de taxis en la Ciudad de México.