Expolicía extraditado de México comparece en corte de El Paso por asesinato

Expolicía extraditado de México comparece en corte de El Paso por asesinato
Henry Solís, de 27 años, fue arrestado por autoridades juarenses el 26 de marzo.

El expolicía de Los Angeles Henry Solís, extraditado este martes de México, compareció hoy ante un magistrado de El Paso para iniciar su procesamiento acusado de asesinato, informó hoy el Buró Federal de Investigaciones (FBI).
“Solís tuvo una primera comparecencia en la corte municipal en El Paso con un cargo de fugitivo local”, informó en un comunicado la agencia policial federal.
El también exinfante de Marina de EE.UU., que se encuentra bajo custodia federal en una cárcel del condado de El Paso, está acusado en Los Ángeles (California) de asesinar a un hombre identificado como Salomé Rodríguez, el 13 de marzo de este año.
“Solís esperará procedimientos de extradición en El Paso, donde se determinará si será regresado a Los Ángeles y cuándo para ser procesado por el Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles”, informó David Bowdich, director asistente a cargo del FBI en Los Angeles, así como Douglas E. Lindquist, agente especial a cargo de la agencia en El Paso.
Según la denuncia penal presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Los Ángeles, Solís estuvo involucrado en un altercado físico con la presunta víctima en una zona céntrica de la ciudad de Pomona, el 13 de marzo de 2015.
“Solís supuestamente perseguía a la víctima a pie y le disparó varias veces, causándole la muerte, según la denuncia”, señaló el FBI en un comunicado.
Los hechos ocurrieron durante una pelea en una zona de clubes nocturnos y cuando Henry Solís se encontraba fuera de servicio.
El 17 de marzo de 2015, el Departamento de Policía de Pomona obtuvo una orden de arresto contra Solís, acusado de asesinato, por parte del Tribunal Superior del Estado de California.
El 19 de marzo, el Tribunal de Distrito Central de California (Los Ángeles) emitió una orden de detención federal después de que Solís fuera acusado por el gobierno federal de haber tomado un vuelo para evitar ser enjuiciado.
El FBI había ofrecido una recompensa de 25.000 dólares a quien brindara información sobre el paradero de Solís.
De acuerdo a informes del FBI, el 14 de marzo el acusado había sido detectado por las cámaras de seguridad del Puente Internacional Paso del Norte, en la zona centro de El Paso, durante su ingreso a Ciudad Juárez, acompañado por su padre, Víctor Manuel Solís.
Reportes de los investigadores indican que Solís había estado residiendo en la zona de la Colonia El Mezquital, en Ciudad Juárez, con miembros de su familia.
“Solís estaba viviendo en México, en violación de la ley de inmigración mexicana y anoche fue deportado a los Estados Unidos”, informó el FBI.