Voces de condena

El golpe de las autoridades internacionales a la FIFA, trastoca el fondo de un organismo que con sus estatutos blindaba a sus directivos y federaciones afiliadas  para no ser presa de investigaciones externas.

A juicio de gente que sigue muy de cerca el futbol, la intervención el Departamento de Justicia de Estados Unidos rompió por completo la fortaleza que Joseph Blatter y sus aliados habían construido para operar bajo la impunidad.

“Este es un sistema que trabajaba muy bien por cuatro décadas, las tramas desarrolladas que habían sido construidas hacían imposible encontrar herramientas para poder investigar a FIFA”, consideró  el comentarista de ESPN Deportes, Fernando Palomo.

“Había barreras para impedir la llamada ‘Intervención del Estado’, y justamente lo que sucedió es la intervención del estado de los Estados Unidos en asuntos del futbol, y aunque esto podría acarrearle la suspensión a la Federación de Estados Unidos, lo que estamos viendo es cómo caen las barreras que la FIFA construyó para que la justicia ordinaria no pudiera investigar estas cuestiones que ahora salen a la luz”, apuntó.

Dentro del esquema que controla la FIFA, su presidente, el suizo Joseph Blatter, encuentra, hoy más que nunca, voces que piden su renuncia.

“Si existe una pizca de dignidad en la persona de Joseph Blatter, no en el presidente de FIFA, en su persona digo yo, Blatter debería hacerse a un costado”, dijo Palomo.

Los eventos sucedidos ayer, marcan también uno de los días más aciagos  en la historia del futbol.

“Este es un día negro para el futbol porque toda la pasión y entrega de los jugadores en la cancha se ve ahora manchada por lo que hacen los de pantalón largo”, comentó a título personal, el comentarista de FOX Deportes, Fernando Schwartz, quien también opinó que debe surgir un nuevo mando en la FIFA.

“Joseph Blatter, quien va por su quinto mandato, debería hacerse a un lado, la avaricia ha llevado al poder a un hombre que no tiene autocrítica y que cada vez quiere más y más y a final de cuentas termina enlodando al futbol porque yo estoy absolutamente seguro de que él sabía todo lo que estaba pasando”, dijo Schwartz.

Los primeros resultados de la investigación no implican a dirigentes mexicanos, aunque hay quien piensa que hay que esperar a que las indagaciones lleguen a su conclusión final.

“Por un lado, me da mucho gusto que ningún directivo mexicano haya salido raspado, pero no sé si más adelante pudiera aparecer alguien porque esto viene desde 1990, entonces habrá que esperar a que todo esto concluya y ojalá no salga nadie en México, pero caramba, son muchos, mucho años”, dijo a título personal el comentarista de Fox Deportes, Raúl Orvañanos.