Patrocinadores amenazan con desbandada si FIFA no aclara escándalo de corrupción

Patrocinadores amenazan con desbandada si FIFA no aclara escándalo de corrupción
Joseph Blatter habló sobre las candidaturas de los próximos dos Mundiales y acusó a EEUU y Platini de causar la crisis de la FIFA.
Foto: EFE

La corrupción tiene un papel protagonista en las horas previas a la inauguración del 65 Congreso de la FIFA, que tendrá que elegir presidente, tras la detención de siete de sus dirigentes por sospechas de fraude masivo, blanqueo de dinero y organización mafiosa.
Cuando parecía que el principal debate entre los 209 miembros del Congreso iba a ser la continuidad del suizo Joseph Blatter o su relevo por el jordano Ali bin Al-Hussein, los procedimientos de la justicia estadounidense y la suiza han cambiado el escenario y asestado otro golpe a la maltrecha credibilidad de organismo.
“Es un momento difícil para el fútbol, para los aficionados y para la FIFA como organización. Comprendemos la decepción que muchos han expresado, y sé que los acontecimientos de hoy [miércoles] afectarán a la forma en que mucha gente nos ve”, aseguró ayer Blatter a través de un comunicado.
La entrada de agentes policiales al lujoso hotel Baur au Lac en los Alpes hacia las seis de la mañana puso un prólogo de película a una maratoniana jornada en la que se oficializaron una investigación de la Fiscalía de Nueva York y un proceso penal en Suiza.
Este día, distintos actores del mundo del balompié internacional han exigido la renuncia de Blatter y repudiado el escándalo de corrupción. También el diario The New York Times. Ante ello, el suizo ha presidido una reunión de emergencia bajo la creciente presión política. En tanto, los principales patrocinadores del ente rector del fútbol han amagado con revisar sus apoyos si no se llevan a cabo acciones inmediatas y se implementa una mayor transparencia en el deporte.
“Nuestra decepción y preocupación con la FIFA a la luz de lo ocurrido es profunda. Como sponsor, esperamos que la FIFA tome medidas inmediatas para resolver estos asuntos en su organización. Esto comienza con la reconstrucción de una cultura basada en firmes conductas éticas”, reclamó VISA.
La automotriz surcoreana Hyundai también advirtió que revisará su vínculo con la FIFA.  McDonald’s, patrocinador de la Copa del Mundo de la FIFA, tuvo palabras similares. En el mismo sentido un portavoz de Adidas afirmó a su vez que los reiterados titulares negativos son perjudiciales para la FIFA y también para sus patrocinadores.
fifa3
Ya la semana pasada, empresas como Coca Cola y Visa habían pedido a la FIFA que actuara con más firmeza en la protección de los derechos humanos de los trabajadores en Qatar en la construcción de las obras para el Mundial de 2022.
Además, a fines del año pasado, firmas como Emirates y Sony pusieron fin a su vínculo con la FIFA. El ente rector, sin embargo, mantiene negociaciones con Samsung y Qatar Airways para contar con su apoyo.

EXIGEN RENUNCIA DE BLATTER

El presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, ha pedido este jueves a Blatter que dimita y abandone su puesto para poder limpiar la pésima imagen de la FIFA, salpicada en las últimas horas por un gran escándalo de corrupción.
Platini dijo que la mayoría de los delegados europeos votarán mañana por el Príncipe Ali, que opta al puesto de Blatter, durante la elección que tendrá lugar en el Congreso del organismo, y dejó claro que seguirá buscando los votos necesarios para que el candidato jordano acceda a la presidencia de la FIFA.
En el mismo sentido se expresó el presidente de la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA), Greg Dyke, quien pidió la salida del suizo y reiteró su apoyo al príncipe jordano Alí Bin al-Hussein para que presida ese organismo.
“Blatter tiene que dejar la presidencia de FIFA y alguien más debe tomar su lugar”, aseguró Dyke a un grupo de reporteros. Desde la esfera política, el Primer Ministro del Reino Unido, David Cameron, se sumó hoy a las peticiones de dimisión del presidente de la FIFA.
“La responsabilidad en la administración del fútbol es de los administradores del fútbol, pero la FA, y nosotros respaldamos totalmente a la FA, apoya la candidatura del Príncipe Ali”, manifestó el portavoz.
Asimismo, el diario The New York Times afirmó en su editorial principal que, como primer paso, debería decidirse la “destitución” del presidente de la organización, Joseph Blatter, y la reestructuración de la FIFA.
El editorial, titulado “Manchas en un hermoso deporte”, dice que Blatter no debe pretender que el problema sólo afecta a unos pocos empleados corruptos. Agrega que la selección de Rusia y de Qatar debería ser examinada de nuevo “rigurosamente”.
El tema también lo analiza el diario The Wall Street Journal en sus páginas editoriales, y, al igual que el Times, recuerda que la FIFA, a pesar de los ingresos que genera, “no tiene que responder ante los accionistas ni ante los votantes de ningún país”.
Las acusaciones anunciadas el miércoles, dice el Journal, “sugieren una corrupción de amplio alcance que amenaza al deporte”, y ensalza la decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos de plantear un caso contra una organización “rara vez cuestionada”.
En sentido contrario se expresó el Presidente ruso Vladímir Putin, quien condenó las detenciones por considerarlas otro intento de Estados Unidos de aplicar su jurisdicción en otros países, y expresó su apoyo a la reelección de Joseph Blatter en ese organismo deportivo.
“Las detenciones de funcionarios de la FIFA en Suiza a petición de las autoridades estadounidenses son muy extrañas y parecen otro intento de los Estados Unidos de ampliar su jurisdicción en otros países”, afirmó Putin.
Corruptos FIFA
No obstante, Transparencia Internacional (TI) reiteró hoy sus peticiones a la FIFA para que funcione con mayor transparencia y solicitó la dimisión inmediata de Blatter, así como el aplazamiento de las elecciones presidenciales previstas en el Congreso de mañana en Zúrich.
“La FIFA está corrupta toda, no es un problema de América Latina o del Caribe. En Transparencia Internacional ya hicimos una investigación sobre corrupción en el deporte”, dijo el presidente de la organización José Ugaz.
Al opinar sobre el caso, Diego Maradona dijo en declaraciones a la radio La Red estar “disfrutando” las noticias del arresto de varios directivos y aseguró que la FIFA actual “odia al fútbol y la transparencia”.
“Tengo 54 años y vengo peleando a muerte desde hace mucho tiempo y te lo puede decir toda la gente de mi época. A mí me decían que estaba loco cuando hablaba de los dirigentes corruptos, cuando pedía que investigaran las cuentas de Julio Grondona, me decían que quería sacarlo del cargo pero lo que yo no quería era que siguieran robando”, dijo.
Seguro de que este nuevo escándalo puede afirmar la candidatura de Al Hussein, enfatizó: “Cuando nosotros lleguemos a la FIFA, no se van a ir todos. Los buenos van a quedar. Pero a los malos me voy a encargar personalmente de pegarles una patada en el culo”.
Como la de Maradona, encendida fue la reacción del mejor futbolista del mundo en 1994 según la FIFA y actual senador brasileño, Romário de Souza Faria, quien calificó hoy de “ratas” a los dirigentes arrestados en Zúrich por la policía suiza.
“Espero que repercuta positivamente y estas acciones entren en Suramérica para limpiar de corruptos el fútbol”, dijo Romário.
El ex internacional francés David Ginola, que flirteó con la idea de concurrir como candidato a la presidencia de la FIFA, consideró hoy que Blatter es “necesariamente responsable” y auguró que el reciente escándalo de corrupción puede ser el inicio de “una nueva era”.
“Espero que esto provoque el inicio de una nueva era, de una nueva ética y del fin de los años de Blatter. No sé cuál es el grado de implicación del presidente de la FIFA en todos los casos de corrupción que salpican a la organización pero, llegado un momento, ya basta. ¿No hacía otra cosa que cerrar los ojos? De todas las maneras, Blatter es necesariamente responsable”, declaró.
En una entrevista publicada hoy por Le Parisien, el antiguo delantero estrella del PSG, Newcastle United y Tottenham, de 48 años en la actualidad, se dijo “consternado pero no verdaderamente sorprendido” por la detención en Suiza de siete altos cargos de la FIFA a petición del FBI.

LOS DETENIDOS

Los detenidos son el presidente de la CONCACAF y vicepresidente de FIFA, Jeffrey Webb, de Islas Caimán, el uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Confederación Sudamericana (CONMEBOL) y vicepresidente de FIFA, y el costarricense Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense (FEDEFUTBOL) y funcionario de FIFA.
También el brasileño José María Marín, ejecutivo de la Confederación Sudamericana (CONMEBOL), el nicaragüense Julio Rocha, expresidente de la Federación de su país y funcionario de FIFA y el británico Costas Takkas, exsecretario general de la Federaciónt de Islas Caimán.
Igualmente están acusados los ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA, Alejandro Burzako, de la argentina Torneos y Competencias; Aaron Davidson, de Traffic Sports USA, y Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group de Argentina.
Las autoridades suizas han comunicado que seis de los detenidos han rechazado ser extraditados a Estados Unidos, por lo que se pedirá a Estados Unidos que haga llegar al Gobierno suizo una demanda formal de extradición dentro de los próximos cuarenta días.
“Utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo”, denunció horas después Loretta E. Lynch, Fiscal General de Estados Unidos, acompañada por el director del FBI, James B. Comey.
Lynch aseguró que “el fútbol pasó de convertirse en un negocio a una actividad criminal” y denunció que la elección de Sudáfrica como sede del Mundial de 2010, la reelección de Blatter como presidente en 2011 y los acuerdos de patrocinio de la selección brasileña por una compañía de deportes estadounidense pueden estar salpicados por el escándalo.
Antes de las afirmaciones de la fiscal, la FIFA quiso dar imagen de tranquilidad mientras la policía registraba sus dependencias.
“No es un día agradable, pero es bueno para la FIFA en términos de limpieza. Es la consecuencia de lo que hemos iniciado”, afirmó su responsable de comunicación, Walter De Gregorio, rostro visible de FIFA en las horas más tensas y encargado de anunciar que nada altera los planes para el Congreso ni para Rusia 2018 y Catar 2022.
Por lo tanto, tras la apertura mañana por la tarde en el Theater 11 de Zúrich el Hallenstadion acogerá la sesión del día 29 con las elecciones a la presidencia como punto central.

Alrededor de la web