‘Vanpool’ de Metro, una opción rentable para viajes largos

Un grupo de trabajadores latinos se olvida del tráfico viajando en un Vanpool de Metro
‘Vanpool’ de Metro, una opción rentable para viajes largos
El servicio de Metro ofrece alternativas de viajes compartidos en las autopistas del sur de California.

@MarveliaAlpizar

Viajar de un lugar a otro en el condado de Los Ángeles o condados vecinos suele ser incómodo y molesto para los conductores. Pero para Roberto González y cuatro de sus compañeros de trabajo no es una molestia, sino que disfrutan el viaje.

Para los cinco trabajadores, residentes en distintas ciudades del Inland Empire y el condado de Los Ángeles, el tráfico no es un inconveniente ya que comparten una de las aproximadamente 1,400 camionetas que ofrece Metro a través de su programa de “Vanpool”.

El programa Vanpool de Metro, establecido en abril de 2007, ofrece subsidios de 400 dólares por mes.

“A pesar de que es un viaje largo manejar la van, es conveniente porque se puede ir en el carril de autos compartidos y se maneja más rápido”, dijo González, uno de los dos trabajadores encargados de manejar la camioneta.

“Se ahorra bastante tiempo también”, añadió el usuario del servicio, quien viaja diariamente 226 millas ida y vuelta, cuatro días por semana desde Apple Valley, en el condado de San Bernardino, hasta Torrance.

052015_1_Vanpool

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Pero lo que más les gusta a todos es el uso que le dan al tiempo mientras viajan. Todos aprovechan dormir para recuperar horas de sueño perdidas, entre una hora a hora y media, ida y vuelta.

“Son aproximadamente unas seis hora de tiempo de sueño a la semana que puedo hacer viajando en el van, especialmente cuando trabaja un turno de 10 horas”, dijo Richard Higuera, quien ha estado viajando con el grupo por unos 9 meses y que comparte las labores de manejo con González. Mientras estuvo de trabajador temporal por tres meses,  manejaba por su cuenta y gastaba unos 140 dólares semanales en gasolina.

El programa  les permite viajar en una camioneta que les proporcionan a través de una de las tres compañías de alquiler de vehículos contratadas por esta entidad. Metro ofrece un subsidio de hasta 400 dólares para el pago del mismo, dependiendo de la distancia. El resto lo pagan los trabajadores que integran el grupo y varía de acuerdo al número, la distancia y si la compañía para la que laboran les ofrece también un subsidio.

Valeria Rader, contadora ejecutiva de programa para empleados de Metro, señaló que el programa de Vanpool ofrece vehículos de hasta 15 pasajeros, con un mínimo de 5 personas por grupo, que viajen más de 30 millas diarias ida y vuelta. La única condición es que deben mantener un 70 por ciento de ocupación del vehículo en un período de tres meses.

Rader no llevan contabilidad de los usuarios ya que estos entran o salen constantemente del programa. Reciben entre 30 y 70 aplicaciones al mes, entre personas interesadas y quienes regresan al programa. Pero también existe la opción de unirse a un grupo ya existente.

052015_6_Vanpool

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Cada uno de los integrantes del grupo encabezado por González paga entre 23 y 45 dólares cada quince días y solo son responsables por la gasolina. El mantenimiento de la camioneta está a cargo de Enterprise, una de las tres compañías que proporcionan los vehículos al programa. Cada 30 mil millas se les entrega una camioneta nueva a los trabajadores.

González y sus compañeros trabajan en Lisi Aerospace, en Torrance, en el turno de 2:45 de la tarde a 1:15 de la madrugada. González está a cargo de la camioneta, una Ford Flex 2015, por lo que la travesía diaria comienza en su casa poco antes del mediodía. De allí comienza por recoger a Víctor Alvarado, en Rancho Cucamonga, Richard Higuera, en Ontario, Ramón Viramontes, en Pomona y Lolo López en Vernon. Durante el trayecto viajan por seis autopistas hasta llegar a Torrance alrededor de las 2 de la tarde.

Durante la primera parte del recorrido González viaja solo y no puede usar el carril de vehículos compartidos, por lo que debe enfrentar el tráfico normal. Sin embargo, una vez que comienza a recoger al resto de sus compañeros, se olvidan del congestionamiento en las autopistas y se dedican a dormir o ver a las personas enojadas con el tráfico en los otros carriles de las autopistas.

“Cuando viajaba solo, desde Fontana, me tardaba como dos horas en llegar aquí. De regreso era cómo hora y media, porque a esa hora no hay tráfico”, dijo Víctor Alvarado, quien vive en Fontana pero viaja hasta Rancho Cucamonga donde lo recoge González. “Pero eso fue por poco tiempo porque cuando supe del servicio de Vanpool, me inscribí porque eso le conviene a uno”.

Además de ahorrarles unos 45 minutos de viaje, los trabajadores coinciden que también les ayuda a ahorrarse el mantenimiento de sus propios autos y el costo de la gasolina que enfrentarían si viajaran por su cuenta.

“Aunque no manejaba desde muy lejos y no tenía mucho problema con el tráfico, decidí unirme al vanpool para ahorrarme el costo de las llantas y otros gastos”, dijo Lolo López.

 

Programa de Vanpool de Metro

http://www.metro.net/riding/vanpool/#own_van

Si desea unirse a un grupo ya establecido, puede informarse sobre espacios disponibles en la siguiente página web https://www.ridematch.info/rp/service.asp?Authenticated=False