A preparar las maletas

Estudio revela las tendencias de las mujeres a la hora de elegir sus vacaciones
A preparar las maletas
Las mujeres latinas tienden a planear sus vacaciones en función de los gustos familiares.

Junio es el mes de las graduaciones, el receso escolar y los días soleados. ¿Qué mejor momento para tomarse unas merecidas vacaciones?

Las mujeres, particularmente las latinas, somos expertas en planear viajes. Al menos eso confirmó el último reporte anual realizado por la cadena internacional de hoteles Best Western (www.bestwestern.com).
Según el estudio realizado entre 500 hispanas y no hispanas residentes de EEUU, las decisiones de las mujeres, con las latinas a la cabeza, son las que más pesan cuando a viajes de familia se refiere.
“En EEUU, son las mujeres las que deciden las vacaciones familiares. Son sus perspectivas las que ayudan a la industria a definir las tendencias de los viajes de placer”, indicó Dorothy Dowling, Vicepresidente de ventas y mercadeo de Best Western.
Dowling destacó la creciente influencia de las mujeres en las modalidades de vacaciones. “Sus preferencias son un indicador de las demandas que tendremos de alojamiento y hoteles”, agregó.

Vacaciones hispanas

El reporte encontró características y preferencias comunes entre todas las mujeres y modalidades típicas de las hispanas en particular.

Compartimos algunas de ellas:

  • Prioridades. Las hispanas tienden a priorizar las necesidades de sus niños sobre las propias y esto también se refleja en la planificación de sus vacaciones. El estudio indicó que el 68% de las hispanas consideraba primero las necesidades de sus hijos, comparado con el 61% de las no hispanas.
  • Tiempo libre. El estudio encontró que sólo el 31% de las mujeres se tomaba toda o la mayoría de las vacaciones que le correspondía por año. En cuanto a las hispanas en particular, solo el 27% de ellas lo hacía.
  • Familia. Todas las féminas encuestadas reportaron que encontraban más relajante vacacionar con su familia inmediata, que ir a visitar a su familia extendida a otro estado o país. La estructura familiar y el estado civil fueron los factores que más influyeron en las necesidades y prioridades de las encuestadas. La mayoría dijo preferir viajar con su familia que con amigos, y de hacerlo, preferían a gente de su misma generación.
  • Frecuencia. El matrimonio también fue un factor de influencia. Las mujeres casadas reportaron viajar más que las solteras, con un 54% entre las hispanas y un 53% entre el resto de las encuestadas.
  • Seguridad. Las encuestadas dijeron que lo que más les preocupaba era perder sus pertenencias y su seguridad personal. Para sentirse seguras llevaban sus teléfonos siempre con ellas y depositaban los objetos de valor en una caja de seguridad. El 91% de las latinas dijo que durante los viajes siempre llevaban el teléfono con ellas.
  • Modalidades. El 40% de las encuestadas dijo chequear las evaluaciones de Trip Advisor, antes de hacer reservaciones.
    Entre los asuntos que las prevenían de poder disfrutar el viaje, las encuestadas citaron el tener que hacer largas colas, el olvidarse cosas en la casa y el pensar en el trabajo que las esperaba al regresar de las vacaciones. Las latinas también dijeron preocuparse por no tener recepción en su teléfono.
  • Conectividad y redes sociales. El reporte encontró que las latinas somos las “reinas de las redes sociales” y quienes más compartimos nuestros viajes en la internet. El 47% dijo hacerlo siempre o al menos con frecuencia, en comparación con el 41% de las no hispanas que dijeron postear sus vacaciones.
    El muro de Facebook sigue siendo el lugar más popular para compartir las fotos del viaje, con un 56% entre las mujeres en general y un 51% entre las latinas. Las hispanas más jóvenes prefirieron hacerlo a través de Instagram y Snapchat, dos crecientes competidores de Facebook.
  • ¿Qué fotos dijeron compartir? El 78% de las hispanas se declararon adeptas a los selfies, a diferencia del 67% de no hispanas que también acostumbraban a tomarse fotos de sí mismas.
    Tanto hispanas como no hispanas coincidieron en que preferían pagar por WI-FI en el hotel que por llevar equipaje extra, lo que demuestra la importancia que las mujeres le dan al acceso a la internet. El 76% de las hispanas dijo conectarse a través de sus teléfonos celulares.
  • Gastos. Las hispanas admitieron que preferían gastar su dinero en mejoras del cuarto del hotel, mientras que las no hispanas, dijeron que preferían “derrocharlo” en excursiones y actividades.
    Todas las encuestadas coincidieron en que los tratamientos de spa, como los masajes, eran lo último en lo que gastarían su dinero durante las vacaciones.