Cámaras en los semáforos: un lucrativo negocio que no tiene fin

Mientras una ciudad clausura su uso, otras buscan seguir sacando beneficios de los infractores
Cámaras en los semáforos: un lucrativo negocio que no tiene fin
La ciudad de Beverly Hills implementa más cámaras en sus intersecciones.

@MarveliaAlpizar

Para muchos automovilistas no ha habido una peor angustia en las carreteras​ de California que atravesar las intersecciones que aún tienen cámaras para detectar a posibles infractores.

Y mientras muchas ciudades -como Los Ángeles- han abandonado su uso por las controversias que han generado por su poca efectividad para evitar accidentes y las discrepancias entre sus costos y beneficios, la ciudad de Beverly Hills lanzará de nuevo el programa colocando más cámaras en sus calles.

En contraste, Baldwin Park ha decidido unirse a las decenas de ciudades que han optado por clausurar estos ojos vigilantes de las calles por que no han logrado comprobar el beneficio económico de su uso, afirman funcionarios.

​El contrato para el manejo de cámaras​ en Beverly Hills expiró en octubre del 2014 y ​éstas fueron desconectadas. Sin embargo, desde el 1 de junio, alguna de ellas comenzarán a funcionar de nuevo y se instalarán tres nuevas. Un total de 15 cámaras buscarán sacar multas de hasta $500 a quienes cometan las presuntas infracciones.

060115_6_Light Cameras

 

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Jim Lissner, quien ha hecho campaña en contra de las cámaras por más de doce años a través de su blog Highway Robbery, dice que las cámaras son una fuente de ingresos para las ciudades que aún las mantienen.

“Las ciudades que desistieron de las cámaras son las que no estaban emitiendo suficientes multas que generarán ganancias y las ciudades que quedan, muchas de ellas, están incrementando más el número de multas”, dijo Lissner.

En el caso de Beverly Hills, durante el 2013 y 2014 se emitieron más de 28,000 infracciones que se tradujeron en un ingreso entre un millón y medio y 2 millones de dólares en ganancias. Solo un tercio de los ingresos por multas se quedan en las arcas de la ciudad, el resto es destinado a las cortes y el estado.

Beverly Hills no considera injusto multar a quienes violan las leyes de tránsito, señaló Michael Foxen, del Departamento de Policía.

“Pensamos que es una herramienta efectiva para lograr que la ciudad esté más segura y es la razón por la que queremos continuar con un programa que hemos tenido por bastante tiempo”, aseguró.

 

Criticadas y descontinuadas

Desde hace algunos años las cámaras han sido descontinuadas a lo largo y ancho del estado. Los Ángeles decidió descontinuarlas en julio de 2011 por su ineficacia en generar beneficios para la ciudad. Otras ciudades como Gardena y Bell Gardens se unieron por igual.

​Baldwin Park es la última de ellas.

El contrato de la ciudad de Baldwin Park expiró el pasado 18 de mayo y las autoridades municipales decidieron no renovarlo.

La ciudad firmó un contrato con la compañía Redflex Traffic Systems en el 2006 para manejar 9 cámaras en los semáforos de seis intersecciones. El pago anual ascendía a 360 mil dólares, divididos en pagos de unos 30 mil dólares mensuales.

060115_12_Light Cameras

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

​La decisión para no renovar el contrato se basó en la cantidad de dinero invertido y la incapacidad de las autoridades municipales de saber la ganancia que generaban.

Redflex se había comprometido a enviarles un informe sobre el ingreso de dinero por el pago de las multas pero las autoridades de la ciudad alegan que la empresa no cumplió su promesa.

En vista de ello, Shannon Yauchzee, director ejecutivo y administrador de la ciudad de Baldwin Park dijo a La Opinión que la ciudad ya no tiene pensado renovar el contrato sino que han decidido utilizar los fondos para colocar en las calles más oficiales de policía que vigilen el tránsito.

De acuerdo con el contrato, Redflex tendrá que retirar las cámaras a su propio costo.

Pero también hay ciudades que aún poseen cámaras en sus intersecciones como Covina, Culver City, Montebello y Commerce.

La ciudad de Commerce lo implementó en enero de 2007 en 20 intersecciones de la ciudad y las mismas son administradas por la compañía Redflex Traffic Systems.

Fernando Mendoza, portavoz de la ciudad, señaló que las cámaras “se implementaron principalmente como una forma de realizar un programa completo de control de tráfico y aumentar la seguridad de la comunidad”.

Aunque Mendoza no dio a conocer el costo del programa para la ciudad, indicó que “la ciudad reconoce que los ingresos ayudan a compensar algunos de los costos de seguridad pública en los incurrimos anualmente”.

 

En busca de una, ¿solución?

Las cámaras en los semáforos son un dolor de cabeza para los conductores pero la acción de un asambleísta del Sur de California quizás las elimine por completo de las calles de California.

Matthew Harper, representante republicano del Distrito 74 que incluye Huntington Beach, introdujo recientemente un proyecto de ley que prohibiría la instalación de nuevas cámaras en California y exigiría un estudio de seguridad para las ya existentes.

La razón que alega Harper es que las ganancias que generan las multas no son suficientes para cubrir los gastos de mantenimiento de las cámaras.

Pero mientras Sacramento aprueba ese proyecto de ley, los conductores contarán con una regulación adoptada por Caltrans en su Manual de Dispositivos de Control de Tráfico, en diciembre de 2014, en base a un proyecto de ley introducida (AB 620) por el asambleísta Adrin Nazarian en diciembre de 2012.

El proyecto de ley pedía una mayor extensión de tiempo en el cambio de las luces amarillas y la regulación de Caltrans exigirá que, a partir del 1 de agosto de 2015,  las ciudades con cámaras en los semáforos deban regular el tiempo de sus luces amarillas a la velocidad real del tráfico.