Comprar una casa, un sueño difícil para los latinos

Falta de capital inicial y crédito son los principales problemas
Comprar una casa, un sueño difícil para los latinos
Cuatro de cada 10 nuevos hogares serán latinos entre ahora y 2020./Shutterstock

Una de las aspiraciones económicas para muchos latinos es la propiedad de una vivienda a pesar de la mala experiencia vivida hace apenas unos años con el colapso del mercado. De hecho, según datos de The Demand Institute hasta cuatro millones de ellos querrían comprar una casa. El problema es que solo 1.5 millones de los aspirantes a propietarios están preparados para comprometerse con esta cara transacción.

Los principales obstáculos a los que se enfrentan los casi 2.5 millones de latinos que quieren pero no pueden comprar es la falta de pago inicial, pese a la reciente rebaja en el mínimo requerido en los préstamos FHA, problemas de ingresos o de crédito.

En este último caso, se unen varios problemas, uno de ellos es que la concesión de crédito hipotecario por parte de las entidades financieras sigue estando restringida y el otro es que muchos de ellos apenas tienen historia crediticia necesaria para abrir las puertas a una negociación de crédito. Según recientes datos de la Oficina de Protección al Consumidor Financiero, hay 45 millones de personas invisibles en cuestiones de crédito por la falta de esta historia y la mayoría son latinos o afroamericanos.

El estudio de The Demand Institute (un grupo de estudio formado por Nielsen y The Conference Board), apunta a que los latinos sufrieron especialmente la crisis financiera,  y desde el 2007 en el que se alcanzó el pico de propiedad con una tasa de propiedad del 50% se ha pasado actualmente al 44%. Es un porcentaje “que continua bajando”, advierte Louise Keely, presidenta de The Demand Institute que piensa que tanto el sector de la vivienda como el de los servicios financieros van a tener que innovar para hacer frente a la demanda latina. En general, la tasa de propiedad también ha caído a mínimos de 20 años pero sobre todo porque las nuevas generaciones en posición de comprar, los llamados mileniales, no están mostrando disposición o interés en ello.

Activar la capacidad de compra de la comunidad latina será necesario para la salud del sector inmobiliario ya que según los cálculos de este instituto y debido al crecimiento de esta población, los latinos (de primera o sucesivas generaciones) supondrán cuatro de cada 10 de los nuevos hogares. El peso de este grupo en el mercado total les convierte “en un motor clave de la actividad de alquiler y compra en los próximos años lo que tiene implicaciones importantes para el sector”, explica este instituto.

Suburbios

Cada vez más latinos están buscando alojamientos en suburbios donde hay casas más grandes para sus familias a mejor precio que en las ciudades y mejores colegios