Corte Suprema frena deportación de inmigrante

Fue sentenciado por ocultar "posesión" de drogas en su calcetín que resultaron ser pastillas para el déficit de atención
Corte Suprema frena deportación de inmigrante
Corte Suprema

La Corte Suprema falló este lunes que un inmigrante de Tunisia que se había declarado culpable de un delito menor por drogas al haber escondido pastillas en uno de los calcetines que llevaba puesto no puede ser deportado por ese crimen.

Este fallo desetima a otro emitido por el Octavo Circuito que había condenado a la deportación a un residente legal por cargos de parafernalia de drogas.

Moones Mellouli, llegó a EEUU con una visa de estudiante hace una década y estaba por obtener dos maestrías antes de convertirse en un profesor de matemáticas en la Universidad de Missouri-Columbia, cuando fue convicto de tener en su posesión cuatro tabletas que después admitió eran Adderall, un estimulante usado para problema de déficit de atención e hiperactividad.

Mellouli fue sentenciado a 12 meses de libertad condicional, pero tras cumplir con esa sentencia fue deportado en 2012 de acuerdo con las leyes federales.

Al escribir en representación de la corte, la jueza Ruth Ginsburg dijo que ocultar medicamento en un calcetín fue una “infracción de bajo nivel” ni siquiera criminalizada en algunos estados.

Para ser deportado por un delito de drogas, un inmigrante tiene que ser convicto de un crimen directamente relacionado con una droga especificada como tal por las leyes federales, lo cual no ocurrió en el caso de Mellouli, dijo Ginsburg.