Peligran los servicios del Centro para Jóvenes en Santa Monica

El centro está ubicado en una zona de pobreza y de bajo progreso académico
Peligran los servicios del Centro para Jóvenes en Santa Monica
Concejales de Santa Monica decidirán sobre el futuro del Centro el 26 de junio.

@aracelimartinez

A Aarón Cornejo de 17 años, estudiante de secundaria, le gusta asistir al Centro para Jóvenes y Familias Pico (PYFC) en Santa Monica porque puede grabar música y conocer gente. En cambio, Lidia Sánchez de 16 años, dice que es en este centro donde escuchan sus problemas personales.

El Centro Pico se ha convertido en un refugio para los muchachos latinos y de las minorías de bajos recursos en Santa Monica. Hay computadoras, mesas de futbolitos (foosball), un estudio de grabación de música, libros, arte, consejería, y sirven aperitivos como sandwiches y fruta.

052915_Pico Center 7
El centro se encuentra ubicado en el barrio Pico, donde se halla la más grande concentración de jóvenes y padres solteros que viven en la pobreza en Santa Mónica.

Foto: Ciro Cesar/La Opinión

Pero este sitio de encuentro vespertino para los jóvenes de la ciudad costera tiene los días contados si no consigue que el Concejo le apruebe financiamiento para los siguientes cuatro años, 2015-19.

“La Ciudad de Santa Mónica nos ha reducido los fondos en los últimos años. Hace dos años nos dieron 225,000 dólares; el año pasado 190,000 dólares y este año, no nos quieren dar nada”, dice Óscar de la Torre, director fundador del Centro para jóvenes y Familias Pico.

El centro fue fundado en 2002. Arrancaron con un financiamiento de 350,000 dólares de la ciudad. Para los siguientes cuatro años, han solicitado 190,000 dólares, el 0.038% del presupuesto de 500 millones de la ciudad.

Esta semana fue la primera vez que Alondra Lugo de 15 años fue al Centro Pico, como invitada de Sánchez. “Ella me ha platicado mucho que la han ayudado a mejorar sus grados en la escuela. Prefiere venir a estudiar aquí que quedarse en la biblioteca de la escuela. Aquí no sólo tienen computadoras sino gente que la apoya con las tareas y la escucha cuando tiene problemas”, dice Alondra Lugo.

052915_Pico Center 5

Foto: Ciro Cesar/La Opinión

“Los muchachos encuentran en el centr, tutoría académica, talleres para ir a la universidad y obtener ayuda financiera, tours por las universidades, un estudio para que aprendan a grabar música y equipo para filmar y editar”, dice De la Torre.

Agrega que también les dan clases de liderazgo y les enseñan a organizarse para defender sus derechos.

“Este centro ha sido clave para disminuir la membresía de las pandillas y aumentar el número de inscritos y graduados de colegios y universidades”, asegura.

Se encuentra ubicado en el barrio Pico, donde se halla la más grande concentración de jóvenes y padres solteros que viven en la pobreza en Santa Monica. Tienen también la más alta tasa de muchachos que dejan de asistir a la escuela.

De la Torre cree que el municipio les ha retirado el apoyo gradualmente por su participación en protestas como las de 1982 motivadas por 68 homicidios relacionados con pandillas.

052915_Pico Center 1

Foto: Ciro Cesar/La Opinión

Cornejo asegura que el centro es un lugar que les permite expresarse. “Muchos vienen aqui porque no tienen a dónde más ir. Les ayuda a reconectar con otros. Por qué no apoyarlo, es un buen centro para la comunidad, y no dañan a nadie. Para mi es como mi segunda casa”, sostiene.

Sánchez dice que en vez de que los muchachos anden afuera, causando problemas, van al Centro Pico a convivir y participar en los eventos.

En la actualidad, tienen 148 jóvenes registrados, 72% latinos. El 14% de los residentes de Santa Mónica son latinos.

La Opinión intentó comunicar varias veces al único concejal hispano que tiene Santa Monica, Antonio Vázquez, y quien se convertirá en alcalde en enero de 2016, pero sin éxito.

Cuestionado sobre el posible cierre del Centro Pico, el alcalde de Santa Monica, Kevin McKeown dijo que destinar dinero público requiere transparencia y responsabilidad. “El personal de la Ciudad ha transmitido al Concejo preocupaciones profundas y por largo tiempo sobre el PYFC, el cual ha mostrado una repetida incapacidad para proveer documentación que pruebe sus operaciones“, comentó.

Señaló que el Concejo entiende completamente a los jóvenes de la ciudad, y está en la búsqueda de maneras de mantener el PYFC abierto. “Pero cualquier financiamiento debe ir acompañado de una justificación y reporte de cómo se gastan los dólares de los impuestos“, afirmó.

De la Torre consideró absurdos los señalamientos del edil, ya que dijo que ellos no sueltan fondos si ellos no entregan reportes de cómo los han gastado.

Alrededor de unas 120 jóvenes marcharon el jueves pasado rumbo a la alcaldía de Santa Monica para pedir que no cierren el centro.

Será el 26 de junio cuando el Concejo vote por darles o no fondos. Al menos cuatro de los siete concejales necesitan votar a favor.