Padres boicotean, exigen salida de directora de escuela del LAUSD

Tanto padres y maestros del plantel John Mack denuncian las prácticas autoritarias de la directora

@Alvaradoisa

Un número no específico de padres de alumnos de la primaria John Mack, en Sur Los Ángeles, no llevó a sus hijos a clases hoy para presionar la salida de la directora del plantel, a quien acusan de ignorar el acoso, imponer castigos severos y desatender las quejas de quienes no hablan inglés.

El Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) indicó hace unos días que investigaba los alegatos en contra de la directora Brenda Grady, aunque no comentó sobre la medida tomada hoy por los padres.

Grady, quien ha estado al frente de la escuela desde hace una década, no ha querido conceder una entrevista a La Opinión pidiendo contactar a la oficina de prensa del LAUSD.

Docenas de padres se manifestaron afuera de la escuela John Mack para exigir la salida de Brenda Grady.
Docenas de padres se manifestaron afuera de la escuela John Mack para exigir la salida de Brenda Grady.

En días pasados, padres de estudiantes han realizado protestas para exigir la salida de Grady. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

No es mucho perder un día de clases a que después los niños puedan perder la vida, porque no están seguros en la escuela”, dijo Blanca Vargas, madre de dos alumnos que hoy no entraron al instituto.

A su hijo menor, Steve Ábrego, de siete años y estudiante del primer grado, le enterraron la punta de un lápiz en octubre y ayer lunes regresó a casa con un pie lastimado porque lo empujaron con saña, contó la mujer. La administración del plantel, según ella, no quiso atender ninguna de estas quejas.

“Los niños no están seguros”, expresó. “No hay ninguna preocupación por parte de la escuela”.

060215_4_Parents Boycott

Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Douglas Sosa, padre de dos alumnos de la John Mack, también decidió dejarlos en casa por la manera en que el instituto habría tomado una amenaza de muerte. “Dos niños le dijeron a mi hijo que lo iban a matar si regresaba a la escuela”, relató el padre.

Sosa mencionó que tuvo que pedir la intervención de la Policía Escolar para resolver el incidente, porque la directora, según él, le gritó enfurecida que no tenía tiempo para atenderlo. “Ella dice que se preocupa por los niños pero es mentira”, señaló el padre.

Maestros del plantel también reclaman por la actitud “autoritaria” de Grady. De acuerdo a su sindicato, en siete años al menos 25 profesores se han ido del plantel.

Mañana por la tarde algunos de éstos planean realizar un piqueteo poco antes que el LAUSD se reúna con los padres preocupados.

“Si no tiene la paciencia o no encuentra la forma de dar el tiempo para los padres pienso que debe buscar un trabajo adecuado”, dijo Dilma Quintero, quien se unió a la protesta y no permitió que su hijo, Andy, un alumno del cuarto grado, tomara clases este martes.

Hay varias quejas en contra de Grady. Unos alegan que ella castiga a los niños obligándolos a barrer el área donde se toman los almuerzos; otros reclaman que reprende asimismo a maestros y padres.

“Una vez le gritó a unos padres latinos si no tenían cerebro porque estaban bloqueando la entrada de la escuela”, contó Sally Clemente, quien dijo respetar el boicot aunque sí llevó a su hijo a clases.

LEE TAMBIÉN: Padres exigen salida de directora de primaria por “castigos excesivos” a niños