Por dónde empezar a pagar deudas

Mira las tasas de interés y los riesgos que corren los impagos o la morosidad

Las deudas pueden crecer rápido, y antes de que uno se de cuenta, esta enterrado bajo una montaña de facturas y no sabe por dónde empezar. Salir de deudas es clave para reducir ansiedad y frustración, tener unos buenos cimientos financieros y ahorrar. Además, si tienes deuda que va a cobro a través de agencias o pagas tarde, puedes comprometer tu puntaje de crédito.

Antes de empezar a pagar deudas, deberías tener muy claro de qué tipo son, es decir, qué riesgo tiene su impago, y cuáles tienen las tasas de interés más altas.

Lo primera que tienes que atender es tu hipoteca. Esto incluye segundas hipotecas, impuestos de la propiedad, seguro de vivienda, y lineas con garantía hipotecaria. Si no pagas la deuda de tu hipoteca esta podría ser embargada y subastada.

Normalmente, los prestamistas te dan un periodo de gracia de 15 días para pagar tu hipoteca. Una notificación tardía de 30 días es cuando las agencias de crédito bajan tu puntaje de crédito.  El periodo de tiempo desde que dejas de pagar tu hipoteca y tu casa entra en proceso de embargo varía según estados. En algunos puede durar hasta más de un año, y en otros puede ser ejecutada en solo unos meses. Además, faltas en los pagos de hipotecas afectan directamente a tu puntaje de crédito.

Deudas garantizadas por un colateral, como la de tu auto, que están avaladas por alguna propiedad son tan importantes como la deuda de tu hipoteca. El concesionario de automóviles puede recuperar tu auto si no lo pagas a tiempo. Como tu hipoteca, los pagos de autos pueden afectar directamente a tu puntaje de crédito si pagas tarde o faltas pagos.

Si tienes deudas fiscales estas pueden ser clasificadas como garantizadas. Esto es de alta prioridad a pagar porque además los intereses son muy altos.

Deudas sin garantía, como la de tarjetas de crédito y prestamos estudiantiles, y facturas medicas no tienen garantía de algo físico, o alguna propiedad. Aunque no son de alta prioridad como las deudas garantizadas, es bueno tomar en cuenta que las deudas sin garantía pueden tener el mismo efecto negativo en tu puntaje de crédito si no la pagas a tiempo.

Cuando tiene que ver con tarjetas de crédito, prioriza las que tienen las tasas de interés más altas porque puede dispararse la cantidad total a pagar. Si quieres ahorrar dinero, paga más del mínimo en las tarjetas que tienen altas tasas de interés.

Con facturas medicas, es importante revisar y verificar que lo que te están cobrando es correcto. Si todo esta bien, y no puedes pagar el total, llama a la oficina del doctor para pedir un plan de pagos. Esto es importante que sepan que no lo estas ignorando, y esto vale para todas las deudas, y que no manden tu factura a agencias de cobro. En los peores casos, puedes pagar la factura con una tarjeta de crédito con una tasa de interés más baja y reducir el costo.

En casos de prestamos estudiantiles (la segunda deuda más grande para los americanos), si faltas estos pagos, el Gobierno puede embargar un porcentaje de tu sueldo para garantizar que pagues tu deuda. Si sabes antemano que no vas a poder pagar este tipo de deuda, hay otras opciones a considerar. Puedes  llamar al banco o institución donde lograste el préstamo pedir opciones de aplazamiento.